Interacción funcional de los asentamientos de la población en Santiago del Estero

 

Mapa_Provincia_Santiago_Estero_ArgentinaSANTIAGO DEL ESTERO 2014 APROBADA.ai

Los principales asentamientos de población, localizados en el territorio de la provincia, presentan un esquema de ordenamiento que por sus características funcionales, constituyen un subsistema zonal, dentro del sistema urbano del NOA. Los restantes núcleos de población, tienen vinculaciones más intensas con otros sistemas regionales.

Sin embargo, el conjunto de todos los núcleos de la provincia, puede ser analizado como un sistema en sí mismo, el cual se halla formado por asentamientos de distintas jerarquías, dentro de los cuales, existe un reducido número de ciudades de poca magnitud, relacionadas entre sí con distinta intensidad.

Este sistema, así conformado presenta, por lo tanto, menos complejidad que sistemas como en del NOA, pero no carece por ello de una gran diversidad de características particulares. Dicha particularidades, están relacionadas a la “distribución espacial de los asentamientos como así también a su jerarquía y funcionalidad”.

Algunas de las características de la funcionalidad, resultan de las condiciones de la posición de los núcleos de población en el territorio provincial y con respecto a las vías de circulación.

Con respecto a la población, muchos de los asentamientos importantes, se localizan en la periferia del territorio provincial. Este hecho esta acompañado por la falta de “desprendimiento geográfico” en los límites provinciales ya que en ningún caso esos límites se apoyan en elementos geográficos o barreras naturales. De acuerdo a esto, existe, por lo general la potencialidad natural de los asentamientos de población de irradiar en función económico-social a uno u otro lado de la línea limítrofe.

La excepción a esta afirmación es el sector oeste de la provincia de Catamarca, relativamente próximos al límite, disminuye la fluidez de las relaciones especialmente entre las ciudades capitales. Es importante destacar que en el sistema urbano del NOA, hay una marcada tendencia de flujos a través de corredores N-S, siendo más débiles las vinculaciones por medio de ejes longitudinales. Por lo tanto, desde el punto de vista funcional, desaparece los límites políticos existiendo en realidad nexos entre los distintos núcleo de población. De este modo es frecuente en nuestra provincia, que los centros de población periféricos, se hallan inmersos en “áreas de solapamiento” de la influencia económica social de la ciudad de Santiago del Estero, con las áreas de influencia de centros extraprovinciales de diferente jerarquía. Tal es el caso de las ciudades de Frias, Termas de Rio Hondo, Monte Quemado, Quimilí, etc.

Por otra parte, el conjunto de núcleos de población de la provincia presentan características particulares en el grado o nivel de integración al sistema que conforman. Las particularidades, están relacionadas a distintos factores tales como:

° Las desigualdades en la oferta del medio natural y medio construido, ya que al tratarse de un espacio de condiciones semiáridas, la presencia del agua juega un papel fundamental como elemento ordenador del espacio.

° La densidad y mantenimiento de la red vial. Respecto a esto, existen espacios marginados por la poca accesibilidad  y articulación debido a la baja densidad de redes, a las malas condiciones de mantenimiento.

A estos hechos, se suma la posición de la ciudad de Santiago del Estero, que es “excéntrica” a su territorio. Esta situación, adquiere significación por el hecho que allí se constituye el área de mayor concentración de funciones. De este modo la fuerza de atracción económico-social generado por la ciudad capital, se debilita hacia la periferia del territorio provincial. Bajo estas condiciones se intensifican los nexos funcionales de las poblaciones localizadas en aquellas áreas con centro urbanos extraprovinciales tal es el caso de las ciudades de Frias, Ojo de Agua, Termas de Rio Hondo, Quimilí, Monte Quemado, etc.

De acuerdo a esto y a modo de una generalización aproximada, se han diferenciado tres categorías de espacios según el nivel de integración de los asentamientos al sistema urbano: 1) un espacio de máxima integración funcional, 2) espacios viarios de baja integración y por último,3) espacios intermedios de escasa a nula integración.

 

  • 1) El espacio de máxima integración: coincide prácticamente con el área de riego del Rio Dulce. Se trata de una superficie con un radio aproximado de 60 km., desarrollado en forma semicircular con respecto a su centro, el conurbano Santiago-La Banda. Este espacio tiene características homogéneas desde el punto de vista físico como el humano. Respecto a este último aspecto, allí se concentra el 58% de la población de la provincia, organizada especialmente en centros urbanos como la ciudad Capital, La Banda, Termas de Rio Hondo y Fernández. Este territorio presenta un importante grado de organización espacial, basada en la existencia de canales de riego que permiten la práctica de agricultura y ganadería extensiva. Este espacio cuenta, además con buena articulación la cual favorece a la fluidez de las relaciones entre los distintos centros.

Estas relaciones se caracterizan por la intensidad y la frecuencia de flujos de personas, bienes y servicios. La estructuración del sistema en este territorio, se efectiviza por:

-la proximidad física de los distintos núcleos al conurbano Santiago-La Banda.

-la mayor densidad de la red caminera que al tener un trazado radial a partir del conurbano, se proyecta a todo el territorio con una trama que se va debilitando hacia la periferia

Por este motivo, dentro del espacio considerado, la red posee mayor densidad y los núcleos poseen buena accesibilidad. Dentro de este espacio, existe una jerarquía urbana en la cual resalta como centro dominante la ciudad de Santiago del Estero, debido al volumen de su población y a la concentración de sus funciones.

 

  • 2) Otro nivel de integración presentan los espacios viarios: estos se desarrollan a partir del territorio de máxima integración funcional, mostrando una localización lineal coincidente con los principales ejes de circulación. Dentro de estos espacios se pueden identificar centros locales y centros de servicios rurales. Los mismos generan un área de servicios reducida y en general tienen bajo nivel de integración con el resto del sistema.

Las vinculaciones con el conurbano, responden especialmente a funciones administrativas y en menor medida a servicios comerciales, financieros y sanitarios.

Los centros locales, poseen localización periférica y tienen categoría de ciudades como el caso de Monte Quemado, Campo Gallo, Quimilí, Suncho Corral, Añatuya, Bandera, Sumampa, Ojo de Agua, Frias. A lo largo de las vías de circulación, también se pueden distinguir asentamientos de menores jerarquías, se trata de centros de servicios rurales, cuyo volumen de población varía entre 1000 a menos de 3000 habitantes, como por ejemplo: Tintina, Pinto, Pampa de los Guanacos, Atamisqui, Nueva Esperanza, etc.

A pesar de las diferencias de categorías y de nivel de equipamiento entre los distintos asentamientos, en mayor o menor medida, estos centros, organizan la vida económica-social de un espacio rural de radio proporciona, a la importancia de cada uno de ellos.

Frecuentemente estos centros locales y de servicios rurales, se hallan comprendidos dentro de una zona de solapamiento del área de influencia de la ciudad de Santiago del Estero, con las áreas generadas por centro extraprovinciales. Esta última situación se ve favorecida por la mayor accesibilidad, menor distancia y también por los mejores servicios en calidad y cantidad que brindan dichos centros extraprovinciales, como por ejemplo, Tucumán, Córdoba, Salta, Santa Fe y Rosario.

 

  • 3) Espacios intermedios con mínimas relaciones funcionales: estos espacios coinciden con áreas de bañados, salinas, sistemas lagunares, suelos salinos, montes degradados, etc. Zonas donde la oferta del medio natural es un limitante para la instalación humana y el desarrollo de actividades económicas. A estas condiciones naturales se suma la falta de infraestructura vial que aseguren una transitabilidad permanente. En este ámbito, un importante porcentaje de población se localiza en núcleos elementales que cuentan con una mínima prestación de servicios (posta sanitaria, estafeta postal, una capilla o parroquia, escuela primaria, comisaria, etc.).

   

Por Hugo R. Manfredi

 

Bibliografía especifica:

° Interacción funcional de los asentamientos de población de la provincia de Santiago del Estero”. Centro de Estudio Geográfico para el Desarrollo Local de la Universidad Católica de Santiago del Estero.

 

 

Anuncios

Topónimos de Santiago del Estero

Por toponimia se entiende el conjunto de nombres que designan lugares más o menos determinados: decimos más o menos determinados por que tal determinación es relativa y está en íntima relación con la distancia y la familiaridad existente entre el lugar en cuestión y el hablante que menciona el nombre de tal lugar. En toponimia deben separarse en dos grupos distintos las que designan “núcleos de población”, por pequeños que sean, y los que designan accidentes o particularidades geográficos, en este caso, este grupo recibe el nombre de “toponimia menor”, y es frecuente que en todas las lenguas, tales voces aludan a circunstancias topográficas, geomorfológicas, botánicas, etc. Los orígenes de los topónimos suelen ser muy antiguos y a menudo corresponden a lenguas desaparecidas o lenguas desplazadas y sustituidas por otras, traídas por nuevos pobladores o nuevos invasores.

Se estima que existen en Santiago del Estero, 5000 topónimos en español, quichua, o sintaxis quichua- español, español-quichua o topónimos pertenecientes a otras lenguas. Designan los lugares, como expresión del paisaje y fortalecido desde lo cultural, siguiendo un patrón ancestral. Sobre 3000 localidades, más del 30% se repiten 8, 10 o 15 veces, como por ejemplo: abras, agua, ashpa, alto, arroyo, bajo, bajada, barranco, barrial, cañada, laguna, suncho, taco, etc.

Los nombres de los lugares que designan núcleos de población son los más interesantes porque permiten conocer mejor la historia de los sucesivos pobladores de tales núcleos y de las instituciones y formas de vida que han regido el vivir de las sucesivas generaciones asentadas en dichos lugares a través de los siglos. Las instituciones más duraderas en Santiago del Estero (y aún en América) han sido y es la Iglesia. Los nombres han designados antiguas doctrinas y curatos rurales. Es decir fueron aplicados en la subdivisión de la jurisdicción eclesiástica del Vicariato de Santiago del Estero: Salavina, Tuama, Sumampa, Matará y Guañagasta.

Asimismo, en la organización civil del territorio, varios partidos llevaron a esos nombres, y posteriormente, en el siglo pasado, al crearse el régimen departamental, se dieron a estos los nombres de Sumampa, Matará, Soconcho, Salavina, Atamisqui. De ellos actualmente quedan solo dos: Salavina y Atamisqui.

Muchos topónimos se deben a la advocación religiosa, como ser, San Javier, San Juan, Santa María, etc. También son muy frecuentes los núcleos de población que comienzan con Villa, voz a la que pueden seguir adjetivos, o pueden estar unido a villa puede ser nombre propio o de persona. Como en su origen la voz latina villa designaba una “explotación agrícola”, más o menos importante. Pero si además de los nombres de personas estaban incluidas, muchas de las veces es imposible adivinar el segundo segmento de tales topónimos.

Los topónimos son, pues, referencias espaciales para los humanos: durante cientos de años, la mayoría de los hombres han necesitado sentirse ligados a un punto de referencia, el núcleo de población en el que habitan, lo que en el español coloquial podemos llamar el “pueblo de cada uno”.

La creación del concepto de pueblo, como tal núcleo y frente a otros pueblos, supuso el comienzo de la civilización, lo que a su vez, representa la sedenterización del hombre agricultor frente a aquel que cazaba en épocas anteriores. Los nómadas en Santiago del Estero, han tenido que sentir hacia los topónimos una relación muy distinta de la que sentían los sedentarios, aunque el espacio en que se movían tenían que tener seguramente acotaciones toponímicas. Es de suponer que el concepto de tribu habrá servido a tales nómadas como punto de referencia semejante al desempeño por el nombre del pueblo para los sedentarios. Como ya vimos la tribu serían así como topónimos móviles, aunque probablemente con límites impuestos por factores geográficos: inundación/sequía, aguadas, disponibilidad y acceso a los recursos, entre otros.

Los ferrocarriles hacen su aparición en nuestro país a finales del siglo XIX, y en nuestra provincia el trazado de las vías férreas se apartó de muchos poblados y ciudades existentes. Esta situación provocó que los viejos poblados y por lo consiguiente los pobladores, se vieran obligados tiempo después a trasladarse a las orillas de las estaciones ferroviarias. Junto al trazado de las líneas Belgrano y Mitre se erigieron numerosos pueblos, localidades y ciudades. El recorrido en tierras santiagueñas incluía, de oeste a este, a El Charco, Gramilla, Ardiles, Chaupi Pozo, San Ramón, La Banda, Vilmer, Beltrán, Forres, Fernández, Taboada, Garza, Lugones, Herrera, Colonia Dora, Icaño, Real Sayana, Villa Mitre, Pinto, Malbrán, Argentina, Selva.

El ferrocarril Belgrano que corría paralelo al Mitre pero más al sur, unía, Isca Yacu, Pozo Hondo, Abra Grande, Huyamampa, La Aurora, Clodomira, Pampa Mayo, La Cañada, Huritu Huasi, Suncho Corral, Tiun Punco, Añatuya, Tacañitas, Averias, Bandera, Guardia Escolta, Pozo Dulce y Fortín Inca.

Algunos de estos pueblos y otros a orillas de nuestros ríos principales es historia. Sus nombres ni siquiera figuran en la memoria de las nuevas generaciones, aunque siguen impresos en los mapas.

 

Por Hugo R. Manfredi

 

Bibliografía consultada

° Colucci, Alba Lía. “La geografía y el Desarrollo Local”. Edic. Universidad Católica de Santiago del Estero. UCSE, 2012.

° Benitez, Marcela. “Poblados en vías de desaparición en la República Argentina”. Conicet.

° Gramajo de Martinez Moreno, Amalia. “Protagonismo y destino de los indígenas en la historia de Santiago del Estero”. Diario El Liberal, pág. 8, 25/7/2002.

° Urdiales, Millán. “Sobre topónimos y sufijos”, En Catoblepas, revista crítica del presente.

° Historia de Santiago del Estero. Link.

° Próximamente adjuntaremos mapas.

 

El Territorio Prehispánico (con especial énfasis en el territorio santiagueño)

Introducción

Este artículo con vocación de texto de clase, es un reseña donde se aborda el “territorio Prehispánico”, explorando algunas variables explicativas del territorio de los pueblos originarios en el actual territorio santiagueño, partiendo de las fuentes coloniales tempranas (Siglo XVI y XVII); desde enfoques etnohistóricos y desde las investigaciones arqueológicas. En esta se analiza la particular forma en que las comunidades prehispánicas accedieron a los recursos y delimitaron sus derechos a éstos.

La necesidad de fijar espacios de exclusividad de unos respecto de otros no anuló la posibilidad de negociación y redefinición de los territorios. En este sentido, los caciques cumplieron un rol fundamental para el establecimiento de las alianzas y pactos intergrupales donde el intercambio de mujeres había sido un aspecto central.

La particular forma que adquiere el territorio prehispánico constituye un aspecto esencial para dar cuenta de las condiciones de posibilidad de reproducción social entre las poblaciones nativas en el período inmediatamente anterior a la conquista española.

Partimos de la noción de que la mayoría de las sociedades se territorializan de alguna forma, y concebimos al territorio como área donde un grupo determinado ejerce el control o restringe el acceso a los extraños. Este control se despliega de muy diferentes formas y niveles según el tipo de comunidad que estudiemos.

La hipótesis, es que el territorio prehispánico no constituía un espacio único, cerrado y homogéneo sino que se encontraba articulado a partir de tres niveles de integración/exclusión, que se correspondían con derechos a los “recursos, relaciones sociales y vínculos específicos”.

 

El abordaje del territorio prehispánico

El territorio es un tema central que ha preocupado tanto a los estudiosos del comportamiento animal y humano, como también a geógrafos, arqueólogos, etnohistoriadores y antropólogos.

En la década de los ´80 del siglo pasado, Dyson Hudson y Smith, desde una perspectiva neoecologista, sostuvieron que los comportamientos territoriales dependían de ciertas condiciones ambientales y ecológicas, a las que estuvieron sometidas las sociedades humanas. Basados en estudios etnográficos, definieron al territorio como, “un área que un individuo o grupo ocupa de modo más o menos exclusivo mediante repulsión abierta o de alguna forma de comunicación”, e indicaron la importancia de analizar la densidad y predictibilidad de los recursos como variables que inciden en la definición y tipo.

Estos autores enfatizaron el acceso a los recursos escasos como determinantes de la territorialidad humana. Y agregan otros factores que influían en la organización espacial: tamaño de los grupos, las estrategias de aprovisionamiento, organización política y los recursos no alimenticios.

Elizabeth Cashdan, también definió al territorio desde una perspectiva neoecologista, como “el área donde los  residentes controlaban o restringían el acceso a los recursos “, podían estar claramente delimitados (perimetrados) impidiendo la entrada de los extraños como  ocurre con los espacios con recursos concentrados y limitados, o bien, la territorialidad podía asumir características más laxas y flexibles.

Cashdan denomina “territorio social” o “altruismo recíproco”, para definir las particulares relaciones que los pueblos establecen con ciertos vecinos o extraños permitiéndoles el acceso a sus propios recursos en miras a la obtención de un beneficio recíproco futuro. Estos “permisos” implican defender los límites del grupo social más que los límites del perímetro del territorio en sí mismo.

En el mundo andino, por ejemplo, la etnohistoria, intenta explicar los mecanismos a través de los cuales los diferentes grupos accedían a los recursos existentes en los distintos nichos ecológicos.

John Murra, desarrolló el modelo de control vertical que sentó un claro precedente y sirvió para explicar el funcionamiento de los señoríos y del propio imperio incaico.

Pero no todos los grupos que ocupaban el área al sur del imperio, no pueden asimilarse a las sociedades agrícolas tradicionales en tanto la incidencia de las prácticas de la caza y la recolección, y por lo tanto la movilidad, tenía un peso importante.

Las comunidades de “contacto”, revelaron comportamientos territoriales, esto es la necesidad de delimitar espacios de exclusividad frente a otros grupos, aunque, estos espacios podían ser negociados, reformulados o flexibilizados a partir de diferentes contextos y condicionamientos. Proponemos indagar ciertas variables explicativas del territorio prehispánico. Estas son:

  • Las características de la población (cantidad, distribución espacial), Cashdan.
  • El rol de las autoridades étnicas. Cashdan.
  • Las alianzas (para la guerra, para compartir recursos, etc.). Cashdan.
  • La disponibilidad y concentración de recursos y su mayor o menor predictibilidad. Cashdan.
  • Los conflictos por el territorio que expresan las diferentes identidades sociales y políticas a la vez dan cuenta de las pretensiones de poder. Nordman, Daniel.

Siguiendo a Carmagnani, afirmamos que el territorio “es una conformación social, económica y política”. Cada comunidad tiene una relación particular con el espacio que ocupa y en función de ello ideas particulares y estrategias de uso. Estas últimas son, sin embargo, dinámicas ya que pueden cambiar en el tiempo debido a diferentes factores:

  1. Ambientales: sequías, inundaciones, falta de alimento.
  2. Políticos: invasión de otros grupos.
  3. Demográficos: caída o crecimiento de la población.

El territorio prehispánico no es, ni puede ser fijo ni estático, de allí que puede estar sujeto a descomposiciones y recomposiciones diversas. Estos cambios no implicarían necesariamente la disolución de la etnicidad.

 

Territorio prehispánico y sus tres niveles de integración/exclusión social

El territorio prehispánico no era inmóvil pero contaba con signos explícitos de su límites o márgenes de tales “topónimos” (particularmente de los sitios de aprovisionamiento de agua y aldeas), y también ciertas marcas visibles en el terreno. Existían también límites inmateriales que eran producto del sistema de alianzas y los diferentes acuerdos entre los grupos.

A partir del registro material y documental analizado sobre las poblaciones prehispánicas, se puede afirmar que sus territorios pueden entenderse como espacio donde “un grupo ejerce el control”. Se encontraba construido en tres niveles sucesivos de integración, interacción social y control del espacio.

Primer nivel: se correspondía con el espacio de interacción de las familias que integraban la aldea. Los documentos coloniales indican que las aldeas (o pueblos según indica la fuente) podían encontrarse separadas entre sí a “un día de camino”. Los integrantes de cada una de estas aldeas trabajaban comunitariamente sus propias “chacaras” y tenían delimitado el acceso y uso a los pozos de agua, o “jagüeles”, o “pujios”. Cada aldea estaba regida por una o varias autoridades étnicas.

Segundo Nivel: interactuaban los integrantes de las diferentes aldeas. No obstante se observa entre ellas un aspecto común: los caciques eran los sujetos que negociaban o pactaban el acceso a los recursos, por ejemplo, el agua, y eran también los mediadores de los acuerdos intergrupales. Esto último, entendemos, se encontraba íntimamente ligado al movimiento e intercambio de mujeres entre los diferentes grupos como garantía de los pactos y también como una forma de asegurar la reproducción social.

Tercer nivel: involucraba los movimientos de parte de las poblaciones hacia otros sectores en busca de recursos como los de caza o recolección estacional. No aparece con frecuencia, sino más bien excepcionalmente, que estos movimientos se diera para buscar tierras de cultivos. Lo hacían de forma transitoria y no permanente. Los datos arqueológicos, dan cuenta de la presencia de albergues transitorios o aleros, por ejemplo, como se observó en el Valle de Guasapampa, Pampa de Achala y Olaen, en la actual provincia de Córdoba).

 

El territorio de la aldea

Las primeras cédulas de encomienda y los pleitos judiciales de fines de siglo XVI y principios del XVII, ofrecen una información de gran valor.

Los grupos poblacionales que se identificaron, en los momentos tempranos, no constituían una unidad política sino que, por el contrario era un conjunto de células vinculadas por relaciones de parentesco y alianzas.

Las dimensiones de estas unidades no están del todo claras, pero varios indicios nos llevan a pensar que se trataba de pequeñas poblaciones agrupadas en aldeas. La “Relación anónima”, indica que cada “pueblo “no era más que una “parentela” constituida por 40, 30, 20,10 y menos casas. Aunque no es posible estimar la densidad de ocupación, si se puede una idea general teniendo en cuenta las distancias entre las aldeas a lo largo del mismo trayecto (vías de comunicación), que oscilaba entre medio día de camino (4 o 5 hs. de camino aproximadamente, es decir 20 a 25 km.) o un día de camino según los casos. Esto último es un indicador de la existencia de ciertos espacios libres entre una aldea y otra. En este sentido, el profesor Gustavo Bueno, nos advierte que el “camino en el tiempo” es lo que diferencia las distancias reales (prácticas) en el espacio antropológico, que no coinciden siempre con el espacio topográfico. Una distancia topográfica de cinco kilómetros puede equivaler a un camino corto (si el terreno es llano), o a un camino largo (si el terreno es montañoso).La medida del camino por camino/hora es la verdadera medida del camino, para una velocidad de referencia. En un terreno llano, de un lugar a otro situado a cinco kilómetros, hay un “camino de una hora”; pero en un terreno montañoso este camino puede ser un camino de cinco horas.

La idea de la autonomía económica entre las diferentes aldeas, entre uno y otro conglomerado de casas/chacras, que señalan las fuentes tempranas, refuerzan la posibilidad de dicha autonomía.

A nivel de la aldea, los recursos que aparecen en la documentación colonial como de uso restringido y acotado son: el agua y las tierras cultivables. El término de predictibilidad, el agua es el recurso menos predecible ya que las características ambientales de la zona indican deficiencias continuas.

El clima anterior a la conquista española, esta deficiencia era aún más acusada según indican los estudios paleoclimáticos que señalan que en el siglo XVI, el clima era más árido y frio. De 1430 al 1850 d.C. se produce un deterioro global del clima, denominado “Pequeña Edad del Hielo”, con fuertes oscilaciones climáticas, alternándose sequías extremas con lluvias torrenciales durante la temporada estival (Provano, Eduardo).

Si como expresan Dyson Hudson y Smith, los recursos predecibles, en cuanto a su distribución espacio-temporal, tiene mayores posibilidades de defensa económica que aquellos que no son predecibles, es posible relativizar el valor del agua como recurso defendible.

Los cursos de agua permanente, los manantiales y los llamados jagüeles, hacían posible la vida y el desarrollo de la agricultura. Los jagüeles o pozos de agua servían para aprovisionara la población en épocas de sequias.

La referencia a estos depósitos de agua aparece no sólo en las fuentes judiciales, sino en las tempranas relaciones, como las de Pedro Sotelo Narváes, quien indicaba hábitos similares entre los indios serranos de Santiago del Estero y de Córdoba. Según Narváes, debido a la falta de agua, los indios de la sierra santiagueña se abastecían de manantiales y jagüeles. Estos no solo constituían recursos alternativos ante la época de escasez sino también hitos o marcas en el territorio de cada grupo.

No está claro cómo se dirimían derechos al agua en tiempos prehispánicos, pero es indudable que su distribución estaba delimitada a ciertos grupos con exclusividad y era conocida por los nativos de la zona.

También los nombres de pueblos contienen el vocablo quechua “yacu o yaco”, esto quiere decir que la identidad de cada pueblo estaba fuertemente ligada a los recursos como el agua, y en otros casos a su líder político, el cacique.

La duración de los depósitos de agua dependía de su capacidad de carga y de la intensidad de la sequía, por los tanto no es posible afirmar que siempre permanecían llenos.

Territorio negociable

Si a nivel de la aldea era la comunidad primaria la encargada de la reproducción económica y social del grupo, con el cacique como autoridad máxima, en un nivel superior podemos afirmar que existían alianzas y relaciones entre los grupos donde cada cacique era el negociador clave.

En todo el Tucumán colonial, la poligamia fue perseguida por los españoles apenas se produjo la conquista y colonización, y seguramente la desaparición de esta práctica se corresponde en los altos niveles de desestructuración que sufrieron estas poblaciones. Tempranamente Gonzalo de Abreu, la condenaba en su ordenanza 10 de 1579, que si bien esta ordenanza fueron inspiradas particularmente en la realidad santiagueña, fueron aplicadas a todo el Tucumán.

 

Territorio periférico

Se vincula con el acceso que los grupos tenían a recursos más alejados, como los productos de caza o los de recolección. Estos implicaban la movilización de parte de la población hacia otros sectores, ampliando así el radio de acción de cada grupo según los casos de 5 a 20 km. El territorio de un grupo, por tanto, excedía el límite de las aldeas o sitios residenciales.

Entre las poblaciones prehispánicas, se observa la presencia de “moxones”, cuya materialidad no siempre describen las fuentes coloniales pero que eran claramente visibles para los nativos que explotaban los espacios de caza o “cazaderos”. Si atendemos a la “estructura del recurso”, observamos que los recursos de caza, a diferencia del agua y de las tierras cultivables, tienen movilidad. No obstante ello, esta situación no los hace menos susceptibles de ser defendidos, la presencia de “moxones antiguos” relacionados con el territorio de caza, al punto que cualquier violación o irrupción a los “cazadores ajenos”, podía provocar un conflicto entre los grupos.

El fruto del molle y del algarrobo, servía en tiempos prehispánicos y coloniales, para arrope y una bebida fermentada dulce y fuerte, servía también la madera para la construcción y como buen combustible. Es posible entonces que la territorialidad indicada por los documentos para el caso de los mollares pueda ser equivalente a la de los algarrobales.

La existencia de espacios no ocupados por las aldeas, pero explotados de forma transitoria, nos permite definir los límites exteriores de los territorios de los pobladores prehispánicos.

Los estudios arqueológicos, las representaciones rupestres en aleros y tafones, dan cuenta de la movilidad estacional de los pueblos de las zonas valliserranas.

 

Consideraciones finales: territorio y provincias

A partir de los tres niveles analizados es posible establecer que las poblaciones prehispánicas del área valliserranas y de llanuras del Tucumán, tenían una territorialidad basada principalmente en la explotación exclusiva de ciertos recursos. El territorio no puede ser concebido como homogéneo y fijo sino sujeto a negociación y redefinición. Las redes de relación y las alianzas se producían en diferentes niveles, a través de la negociación que realizaban las autoridades étnicas, donde el intercambio de mujeres debe haber jugado un papel importante. Los objetos de negociación o disputa habrían sido principalmente los recursos, pero no descartamos la posibilidad de otros objetos de interés y alto valor simbólico.

El territorio de cada grupo podía superponerse o no en algún punto con el de otras unidades (especialmente a nivel del territorio “negociable” y “periférico”), dependiendo del sistema de alianzas mencionado.

Los españoles nunca alcanzaron a comprender la complejidad de la territorialidad de los pueblos prehispánicos y esto generó numerosos contratiempos y malos entendidos que oscurecieron los pleitos por encomiendas. No obstante los obstáculos en la comprensión de la otredad, las autoridades coloniales y los encomenderos fueron conscientes de la existencia de ciertas unidades o espacios de exclusividad entre los grupos nativos; de allí que, con frecuencia, hicieron uso del término “provincia”, para dar cuenta de dichos espacios.

Lorandi y Bunster, han destacado la ambigüedad que podía tener el término provincia o “prouincia”, en la documentación temprana del Tucumán colonial, indicando que cuando se lo utilizaba en relación a los nativos podía encerrar un sentido étnico, o bien podía referenciar a un rasgo político, en el sentido de una región sujeta a una misma autoridad.

Ya sea que el término “prouincia”, hiciera referencia a una unidad geográfica o a una unidad política, en ambos casos, su uso involucraba la presencia de ciertos límites o espacios de identificación/restricción entre los grupos. Desde la perspectiva de la territorialidad, el término cobra mayor claridad. Las provincias tenían límites y su transgresión podía ocasionar la guerra, como ocurría con los cazadores.

Las fuentes indican, sin embargo, que cada provincia de los pobladores prehispánicos tuviera una cabeza política única sino que por el contrario, y en función de los datos, cada región o porción del territorio estuviera sometido a un sistema de alianzas determinado, donde los grupos allí residentes, sujetos a diferentes cabezas políticas, habrían compartido no solo ciertos recursos sino también lazos de parentesco y afinidad.

Cada unidad de territorio o “prouincia” en términos coloniales, habría constituido una heterarquía, donde los liderazgos podían alterarse de un momento a otro y según las contingencias. Esta situación contrastaba profundamente con la concepción española de autoridad política jerarquizada y dependiente del rey como cabeza. Por esta razón, es que la dinámica social de los pueblos prehispánicos fue incomprensible y caótica según esta perspectiva.

La existencia de territorios de pueblos prehispánicos nos encuentra correlación con la unidad lingüística, y los documentos han demostrado la existencia de grupos lingüísticos en toda la jurisdicción santiagueña. No existen datos que puedan asociar la distribución de lenguas nativas a los límites de los territorios.

La conquista española y particularmente la institución de la encomienda, tuvieron necesariamente que generar, aunque no una ruptura total con el pasado, si una recomposición de las unidades sociales autóctonas, cuyos liderazgos fueron también transformados.

Muchos de los pueblos fueron reducidos y concentrados en unos pocos sitios, perdiendo sus antiguas configuraciones territoriales. Con el tiempo, las autoridades españolas sólo reconocieron una autoridad étnica o cacique por el pueblo y relegaron al resto de las autoridades a un segundo plano, conservando apenas un carácter simbólico bajo el título de “don”.

La articulación de los antiguos territorios fue alterada completamente, lo cual afectó sus estrategias de reproducción social. La dimensión real de estos procesos no pueden ser comprendido, sino se vislumbra la particular forma en que las poblaciones prehispánicas organizaron, explotaron y construyeron socialmente el espacio que habitaban.

 

Por Hugo R. Manfredi

 

Bibliografía específica

° Gonzalez Navarro, Constanza. “Una aproximación al territorio indígena prehispánico. Córdoba (S. XVI). Universidad Nacional de Córdoba. Links.

Lecturas complementarias

° Bueno, Gustavo. “Homo viator. El viaje y el camino”. Prólogo a Pedro Pisa, Caminos Reales de Asturias, Pentalfa, Oviedo, 2000.

° Piossek Prebisch, Teresa. “El noroeste y la Argentina del Siglo XVI. Proyecto y frustración”. En investigaciones y ensayos N° 56. Academia Nacional de Historia. Buenos Aires. Enero-Diciembre, 2006-2007, pág. 241-282.

° También sugerimos las lectura de “Historias y problemas ambientales de Santiago del Estero”, e “Historia ambiental de Santiago del Estero”. Por Hugo R. Manfredi, en este mismo blog.

 

 

 

 

 

Las instituciones y los espacios públicos, como escenarios de fanáticos y dogmáticos

Respuestas a algunos de mis críticos

 

“Pocos pares de términos, si no es que ningún otro, tienen tanta imantación y operatividad ideológicas en la actualidad como las tiene el de izquierda/derecha. Más que en función de la tríada libertad, igualdad y fraternidad, o que la distinción liberalismo/conservadurismo, el mapa ideológico-político de las sociedades políticas occidentales contemporáneas (es decir, sociedades judeocristianas, capitalistas y burguesas, dicho todo esto en un sentido estrictamente descriptivo) está organizado fundamentalmente alrededor de esta dicotomía, a grado tal que, para muchos, pareciera que el mundo se divide literalmente con arreglo a estos y solo estos dos hemisferios, siendo cada vez más común encontrarse con personas –y que curiosamente casi siempre se autodefinen como “de izquierda”– que pretenden estar conduciéndose no ya nada más en el plano político, sino en su vida diaria, en función de una “visión de izquierda”, de un supuesto sistema de “valores de izquierda” o de una “sensibilidad de izquierda”, que opondrán de manera categórica y por lo general moralmente implacable e impecable a sus contrapartes “de derecha”, como diciendo implícitamente: del lado de la izquierda estamos “los buenos”, y del de la derecha “los malos”.

Es así entonces que quien, en efecto, se considera “de izquierda”, lo podrá gritar a los cuatro vientos, con orgullo y con su consciencia social o ética pura e intacta, mientras que es muy seguramente imposible que su contraparte “de derecha” se atreva a declararse como tal, considerándose más bien, para solventar el “dilema ético” en cuestión, como liberal, humanista o “de centro”.

Los ejemplos pueden multiplicarse ad infinitum, y las consignas aparecen por todos lados: “ese candidato no es en realidad de izquierda”, “hay que acabar con la derecha”, “yo soy de izquierda de toda la vida”, “esa es una típica actitud de derecha”, y habrá incluso quienes, antes de comprar un libro de ensayo o de simple narrativa, se pregunten primero si el autor del mismo es de izquierda o de derecha.

¿Pero es en realidad posible agotar las explicaciones de la historia o de la política en función sola y exclusivamente de la izquierda y la derecha, distinción que aparece apenas a partir de la Revolución Francesa y no antes? ¿Es de izquierda o de derecha estudiar el período virreinal en Hispanoamérica, la Edad Media en Europa o las disputas teológicas en los cinco Concilios que tuvieron lugar en Letrán (1123, 1139, 1179, 1215/1216 y 1512/1517)? ¿Eran Maquiavelo o Espinoza de izquierda o de derecha? ¿No son acaso estúpidas en extremo estas tres últimas preguntas?

Y en todo caso, para no retroceder tanto históricamente, ¿es lo mismo la izquierda, o la derecha, antes que después de Carlos Marx? ¿Es lo mismo antes que después de la caída de la Unión Soviética? ¿Y por qué muchos líderes revolucionarios en Hispanoamérica, como el hoy desaparecido Hugo Chávez, pedían el voto por Obama en las elecciones pasadas en Estados Unidos por considerar a Romney como de extrema derecha, sin detenerse un minuto a analizar el hecho de que su aliado ideológico anti-imperialista, el hoy expresidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, representa no ya nada más a la más repugnante derecha imaginable en términos –he aquí la cuestión– occidentales, sino al oscurantismo medieval más retrógrado y reaccionario? ¿Por qué la islamofobia en Europa, como la del Frente Nacional francés, se considera exclusivamente de ultraderecha hoy en día, y la judeofobia se tiene como de izquierda? ¿Y cómo se procesa entonces una teocracia musulmana desde coordenadas marxistas y ateas? ¿O será que a nadie le importa ser hoy en realidad y consistentemente marxista o ateo o materialista en sus análisis? ¿Alguien se ha detenido a ponderar el dato de que el aliado fundamental de Hitler en Medio Oriente era por obvias razones musulmán: Amin al-Husayni, gran muftí de Jerusalén?

¿No será entonces que, ante el avance de la historia y ante la permanente y dinámica reorganización de las variables y de las grandes magnitudes geopolíticas, es necesario ajustar también, a esa misma escala y dinamismo, las coordenadas, las categorías y los sistemas de referencia? ¿No será quizá posible que muchas de las consignas y muchos de los planteamientos operantes en el presente no se han visto sometidos a ese necesario reajuste y puesta al día dialéctico?”(1).

 

 

Desafortunadamente alguien puede suponer que algunos lugares públicos o los centros destinados al debate de ideas y la libre investigación, es una especie de oasis de racionalidad, de diversidad de opiniones que permiten fortalecer los argumentos y enriquecer las teorías.

Debatir en estos lugares, en ocasiones alguien puede toparse con la violencia de algunos u otros fanáticos, de estos que prosperaron en los últimos años bajo la difusa denominación “K”. Claro está que uno ya está advertido de estos delirantes y sus delirios dialécticos a los que llamé el “relato, como falsificación de la realidad” (2). Y también alguien puede advertir aquí, a quienes se les acabó el “curro”, la militancia rentada de estos revolucionarios de “cotillón”, a estos “nacionales, populares y revolucionarios” al cambiar el gobierno nacional. En esto separo a lo que adhirieron a un proyecto por convicción y no por “conveniencia”. También están los otros que defienden al descerebrado palurdo de Trump, por ejemplo, con argumentos más que delirantes, y arcaicos.

Hay de todo, académicos, politólogos, sociólogos, colegas docentes y militantes advenedizos, y que a muchos de los primeros los conozco de casi toda la vida y sé de sus luchas y sus ideas porque, compartimos luchas, militancia y calles, al menos en los últimos 30 años. Y que los felicito porque elevaron sus niveles de vida y disfrutan ahora de la vida de “pequeños burgueses”, otrora repudiadas y combatidas. En fin, derechas extravagantes mezcladas con una izquierda difusa, indefinida, adolescente.  Pero quiero dejar en claro: Lo que critico muchas veces son los tópicos falsos del progresismo y de la  vieja y caduca distinción izquierda/derecha que opera como fetiche y espantajo para muchos bienpensantes aún.  Critico a la corrupción y la estupidez progresista

Pero volvamos a lo nuestro.

Son meros ideólogos que no consienten que la realidad de su credo se contradiga con el mundo real y revisen con un aura de raciocinio: lo que no es más que una militancia política.

Y casi no se enteran lo que pasa en el mundo real: estos se obstinan a ser portavoces de “verdades académicas” a las que está prohibido cuestionar. Tienen una gran alergia por el intercambio de ideas y apenas son capaces de defender críticamente sus posturas. Renuncian a pensar con cabeza propia, enajenando el acto humano más genuino. El pensar y el pensarse y escuchar el pensamiento que genera diversidad.

Cambiar las exigencias de la inteligencia por la pasión, conlleva, creo yo, al desprecio por los argumentos, la exageración, el odio y una idea difícil de revisar.

Estos defensores de un mundo que casi ya no existe, enredados en ideologismos, sociologismo perimidos, y entretenidos con el pasado, sus ideas muestran un bárbaro espejismo.

Muchas de las teorías (inútiles ya) rebotaron y rebotan en la realidad, ya que cada vez que intentaron ponerse en práctica, solo produjeron: supresión de libertades, graves violaciones a los Derechos Humanos, dictaduras ya sean de derechas o de izquierdas, estancamiento económico, atraso, pobreza, aislamiento, y demás. Persiguieron utopías y sociedades más justas, y terminaron justificando la “falta de papel higiénico” en Venezuela, diciendo que era culpa del Imperio del Norte. Aflojen un poco muchachos. Esto me recuerda a Marco Ménégoz, poeta francés, asesinado por los nazis en 1944, dijo antes de morir: “El humor es la sonrisa de la revolución”, quiero creer que lo de Maduro en Venezuela, es humor revolucionario. Tristísimo, por cierto.

Pero volvamos otra vez a lo nuestro.

Jamás permitirán que se debatan sus postulados, sus premisas establecidas y si se equivocan jamás revisarían sus teorías.

Quisiera recordar a Isaac Deustcher, cuando publicó “El peligro del barbarismo sobre Europa” (1933), los comunistas lo expulsaron del partido por exagerar el peligro del nazismo y difundir el pánico. Nunca se desdijeron.

Pero ya sabemos que para algunos fanáticos es un modo de ser y estar en el mundo, para otros “malandrines” será la acumulación de fortunas mal habidas, en fin espero que algunos amigos, otros conocidos (y parientes), vuelvan un poquito a la “normalidad”, luego lo seguimos.

 

Por Hugo R. Manfredi

 

Notas

  • (1) El profesor Gustavo Bueno (La Rioja, España, 1924-2016), autor de uno de los más potentes sistemas filosóficos del presente, el Materialismo Filosófico, ha escrito dos libros fundamentales –El mito de la izquierda, de 2003, y El mito de la derecha, de 2008– desde una perspectiva a la vista de la cual se puede responder afirmativamente a estas dos últimas preguntas: sí, es necesario ajustar nuestras referencias y coordenadas ideológico-políticas a la altura de nuestro tiempo, y sí, en efecto, muchas de las posiciones operantes hoy en día en el plano político no han sido sometidas a esa necesaria y rigurosa crítica y reconstrucción, sin que esto afecte un ápice su funcionalidad política, electoral o “ética”. Así, en fidelidad con la más clásica tarea asignada por Platón a la filosofía: salir de la caverna, ver el mundo detrás de las sombras (las ideologías) y volver a ella para explicárselo a los hombres, Gustavo Bueno reconstruye desde su sistema, implacablemente y desde la más radical incorrección política, este par de mitos ideológicos que, a pesar de la claridad y rotundidad con la que son utilizados por muchos, se siguen manteniendo en una notabilísima, aunque funcional, oscuridad.
  • (2) Ver en este mismo blog, “De adherentes, a militantes y a fanáticos”, Por Hugo R. Manfredi, del 4/12/15 y 4/1/16.

 

Bibliografía recomendada:

Bueno, Gustavo, La Ética desde la Izquierda, El Basilisco, Oviedo, no. 17, 1994, pp. 3-36, http://www.filosofia.org/rev/bas/bas21701.htm.

—, En torno al concepto de izquierda política, El Basilisco, Oviedo, no. 29, 2001, pp. 3-28, http://www.filosofia.org/rev/bas/bas22901.htm.

—, El mito de la izquierda, Ediciones B, Barcelona, 2003. Comentarios y reseñas en http://www.fgbueno.es/gbm/gb2003mi.htm.

—, El mito de la derecha, Temas de Hoy, Madrid, 2008. Comentarios y reseñas en http://www.fgbueno.es/gbm/gb2008md.htm.

–Carvallo, Ismael, Tesis de Gijón, El Catoblepas, no. 53, julio, 2006, http://www.nodulo.org/ec/2006/n053p04.htm.

—, Los tentáculos de Heidegger, El Catoblepas, no. 102, agosto, 2010, http://www.nodulo.org/ec/2010/n102p04.htm.

—, Sobre el mito de la derecha, El Catoblepas, no. 114, agosto, 2011, http://www.nodulo.org/ec/2011/n114p04.htm.

—, Lennon, Gandhi, Ahmadinejad, El Catoblepas, no. 119, enero, 2012, http://www.nodulo.org/ec/2012/n119p04.htm.

—, Las generaciones de izquierda en México, El Catoblepas, no. 122, abril, 2012, http://www.nodulo.org/ec/2012/n122p04.htm.

— Pérez Jara, Javier, Cuestiones relativas al Socialismo, la Izquierda y otras “categorías políticas” desde la perspectiva materialista, El Catoblepas, no. 54, agosto, 2006, http://www.nodulo.org/ec/2006/n054p01.htm

 

 

 

 

 

Lectura de Vacaciones V

Algunos lectores entretenidos con la GRIETA y con el PASADO reciente, en nuestro país, nos pidieron ampliar más la información sobre la pelea política y mediática que se da entre los K y los M, en nuestro país, para que de esta manera puedan establecer comparaciones; y tener elementos para los análisis más exhaustivos en caso de ser necesario. Por lo tanto aquí le ofrecemos una selección de datos, aunque de un modo sintético sobre lo que en parte se debate en las reuniones de amigos y no tan amigos, como así también en otros ámbitos.

Con respecto a los lectores de otros países, todavía no nos entienden porque nos va como nos va, y en este sentido nos piden más datos. Entonces, aquí van algunos:

A) La evolución general del Grupo Macri reconoce los siguientes hitos concretos:

1) En 1973 el Grupo contaba con apenas 7 empresas. Finalizado el período Genocida de la Dictadura Militar de 1976, pasa a contar con 47 empresas en 1983. Deja de ser considerado un Grupo Mediano para pasar a ser parte de los  Grupos Económicos considerados Grandes. En 1987 el Grupo pasa a contar con 51 firmas.

2) En 1982 el Grupo Macri se beneficia con la estatización de la deuda externa privada. Esta medida implica que el Grupo Macri transfiere a la sociedad argentina el costo de afrontar los U$S 170,6 millones de dólares de deuda que sus principales empresas (Sideco Americana, Socma, Dragado y Obras Portuarias, R.S.Z. Producciones, IECSA y Manliba) mantenían con el exterior.

3) De 1974 a 1987 el Grupo Macri se beneficia en U$S 55 millones de dólares en concepto de los beneficios a los que acceden sus firmas Fenargen e Itron por los distintos regímenes de Promoción Industrial vigente.

4) De 1984 a 1989, durante el Gobierno Alfonsinista, el Grupo Macri se beneficia en U$S 29,2 millones de dólares en concepto de los proyectos de capitalización de deuda externa a los que acceden sus firmas Establecimientos Mecánicos Jeppener y Sideco Americana.

5) En 1979 el Grupo accede a la privatización del servicio de Basura de la Ciudad de Buenos Aires por intermedio de su empresa Manliba. Gestión que perdurara hasta 1998 a pesar de las innumerables irregularidades que caracterizara dicha concesión a partir de la reformulación de los contratos realizados durante la Gestión del Intendente Carlos Grosso (quien antes y luego de dejar la función pública ocupó cargos ejecutivos en las firmas del Grupo Macri hasta el inicio de los sucesivos juicios por malversación de fondos y mal desempeño de funcionario público que caracterizaron su gestión en la Ciudad).

6) De la mano del por entonces intendente Grosso, el Grupo Macri logró acceder a otros importantes negocios a costa de los contribuyentes de la Ciudad de Buenos Aires. Entre ellos figuran: a) La adjudicación a la firma Itron (en donde el Grupo Macri participa con el 40% y el restante 60% corresponde a la trasnacional Siemens) de la emisión de facturas de Rentas y Alumbrado, Barrido y Limpieza (contrato signado en 10 millones de pesos anuales). b) El cobro de los impuestos de la Ciudad (ABL, automotores, etc.) a través de su empresa Servicios Electrónicos de Pagos (Pago Fácil) SA., negocio que aún mantiene y que supone que la Ciudad le paga $1 por factura cobrada. La facturación anual de la firma supera los $4 millones. c) Participación en la empresa Sistema Castastral (junto a Techint y Siemens) que fue la adjudicataria del contrato de fiscalización de la construcción de edificios y las ampliaciones no declaradas en viviendas de la ciudad. d) Formó parte de los contratos denominados UTE RENTAS (junto con Siemens, Bulgheroni, y la BNL) que tercerizaron la base de datos y la cuenta corriente de los contribuyentes de la Ciudad. Contratos caracterizados por una elevada ineficiencia que se expresan que en el 2002 (en lo peor de la crisis) la gestión estatal de este servicio permitió mejorar la relación costo de gestión – recaudación efectuada. En el 2000 (con la gestión de Macri) se recaudaba $27,61 por peso gastado y en el 2002 (gestión pública) se recaudaba $35 por cada $1 de gasto. De esta manera la Ciudad se ahorró durante el 2002 de no menos de $30 millones por haber anulado el contrato con el Grupo Macri.

7) Como contratista del Estado, el Grupo Macri se apropió de cuantiosos recursos públicos a través de su empresa constructora Sideco la que participó en la construcción de la Central Nuclear Atucha, en la Central Hidroeléctrica Salto Grande y en el Puente Internacional Posadas – Encarnación. Todas obras públicas donde el sobreprecio de las mismas le aseguran un pingüe negocio a la Familia Macri.

8) Durante los 90 participa activamente en el Proceso de Privatizaciones. Accede mediante la entrega de títulos públicos desvalorizados a los paquetes accionarios de las siguientes prestatarias: Corredores Viales, Distribuidora de Gas del Centro, Distribuidora de Gas Cuyana, Autopistas del Sol, Yacilec, Central Térmica San Miguel de Tucumán, Consorcio Urugua-í, Líneas de transmisión del Litoral y el Correo.

9) La gestión del Grupo Macri en las empresas privatizadas se caracterizó por presentar importantes incumplimientos empresarios vinculados con los pliegos de licitación. Dos ejemplos sirven para graficar este comportamiento empresario: a) La evolución de la tarifa de los 1.080,51 kilómetros de concesión de los peajes gestionados por la firma Servicios Viales SA tuvo un crecimiento promedio del 31,01% en el período 1990 – 2001 (según informe de la Auditoría General de la Nación). Esta concesión estuvo plagada de irregularidades, tal como demuestra la denuncia de la Oficina Anticorrupción, que querelló al entonces presidente Fernando De la Rúa y varios de sus ministros por fraude a la administración pública, malversación de caudales públicos y negociaciones incompatibles con la función pública. Denuncia vinculada con la sanción de los Decretos Nº 92/01 y 976/01, que favorecieron a los principales concesionarios de las principales rutas (entre ellos el Grupo Macri). Denuncia que incluyó al que hasta hacía un mes había sido empleado del Grupo, el Ingeniero Edgardo Gastón Plá, quien fue el funcionario encargado de realizar los acuerdos que fueron impugnados. b) La escandalosa gestión del Correo Argentino durante el período 1998 – 2003 (año en que el Estado rescindió el contrato de concesión), concesión que refleja el paradigma de gestión del Grupo Macri. A pesar de tener una de las tarifas de correo más cara del mundo, el Correo Argentino tuvo pérdidas operativas desde el inicio de la gestión, que alcanzaron al 9% de la facturación. Pérdidas que están relacionadas con el achicamiento de su participación en el mercado postal (del 48% inicial al 38% en el año 2000) a manos de empresas privadas que ofrecían el mismo servicio a precios más baratos (OCA y Andreani entre otros). Para afrontar esta situación el Grupo Macri recurrió a una estrategia de sobreexplotación laboral, despidiendo a más de 10.000 trabajadores en el marco de programas de retiros voluntarios, como forma de obtener productividades espurias para enfrentar la competencia. El descaro del Grupo llegó a expresarse en el pedido de que el costo de los programas de retiro voluntario, de casi $126 millones fuera considerado como inversión a cuenta de la que el Grupo estaba obligado a realizar según lo dispuesto por el pliego de licitación. Pedido que finalmente fuera aceptado por Resolución de la Secretaría de Comunicaciones a cargo del menemista Kammerath. Funcionario que fuera denunciado penalmente  por dicha resolución pero finalmente absuelto en febrero del 2001 por el también juez menemista Bagnasco. Sin embargo el incumplimiento más grave y que motivó la rescisión del contrato de concesión fue el incumplimiento del pago del canon, que había sido requisito indispensable para el otorgamiento de la concesión, desde el año 2000. En efecto el Grupo Macri había ganado la licitación ofreciendo el pago de un canon de $103 millones (en dos cuotas semestrales) que dejó de pagar unilateralmente a partir del año 2000 (previo se registraron pagos parciales, nunca completos del canon establecido). A finales del año 2001 la deuda por el incumplimiento del pago del canon ascendía a 257 millones de pesos dólares. Al momento de rescindir la concesión (noviembre del 2003) la deuda por el canon ascendía a $500 millones, que junto a las deudas que el Correo mantenía con la AFIP y el Banco Nación redondeaban una deuda con el Estado de $1.000 millones.

10) En el marco del festín de los noventa el Grupo Macri también participó de la oleada de venta de empresas que habiendo sido adquiridas durante las privatizaciones fueron revendidas realizando espectaculares ganancias. Es el caso de su participación en las distribuidoras de gas Cuyana y del Centro, donde como producto de su venta obtuvo una ganancia patrimonial cercana a los 170 millones de dólares que, sumadas a una masa de ganancias corrientes del orden de los 130 millones de dólares, le permitió obtener una tasa media de rendimiento anual de la inversión inicial equivalente al 20%. Rendimientos que, vale la pena precisar, fueron posibles en razón de la venta a precio vil del patrimonio público, de la afirmación de marcos regulatorios absolutamente favorables a las empresas y de la desnacionalización de activos estratégicos.

11) El Grupo Macri también se vio favorecido por el régimen automotriz, el que le permitió expandir el volumen de ventas de su firma Sevel (hasta el momento de su venta). Régimen que, bueno es recordarlo, favoreció a las terminales, destruyó la integración del sector (afectando a los autopartistas y promoviendo un fuerte déficit en el intercambio comercial con el exterior que indujo mayores niveles de endeudamiento).

12) La operatoria en el mercado automotriz del Grupo Macri no estuvo exenta de sus habituales prácticas cercanas a la ilegalidad como lo demuestra la causa judicial que involucró a los principales directivos de Sevel (entre ellos Mauricio Macri), por contrabando agravado con exportación de autopartes al Uruguay.

13) Durante el peor año de la Convertibilidad (en el 2001) el Grupo Macri realizó 118 operaciones de transferencias de recursos al exterior por un valor total de U$S 112,2 millones de dólares. La cantidad de operaciones y el monto involucrado supone que durante todo el 2001 el Grupo Macri realizó una transferencia de U$S 951 mil dólares cada 3 días. El Grupo Macri tiene el desmérito de haber ocupado el puesto 37 en el listado de las 50 empresas que más transferencias de recursos hicieron al exterior durante el 2001.

14) A pesar de la transferencia previa de dólares al exterior, la pesificación del 2002 le supuso al Grupo Macri una transferencia de recursos de U$S 198,8 millones de dólares. Al momento de instrumentarse la pesificación de deudas con el sistema financiero el Grupo Macri encabezaba el ranking de los deudores del sistema financiero (la deuda ascendía a $ 396,9 millones de pesos).

15) Luego de estas monumentales transferencias de ingresos, el Grupo Macri orientó sus ingentes recursos a 3 actividades centrales: por un lado la inserción en el mercado inmobiliario de altos ingresos de Capital Federal y Provincia de Buenos Aires. En esta línea de negocios se asoció, por vía de su empresa Creaurban SA y sus controladas Torre de Bulnes SA y Madero Plaza SA (recientemente vendidas), al desarrollador inmobiliario Fernandez Prieto (responsable de la edificación de lujo en la 1era etapa de Puerto Madero) para la construcción de torres de lujo en el denominado proyecto Puerto Madero II (que pretende edificar construcciones lujosas sobre la base del loteo de las tierras del puerto). Hecha esta reseña corresponde saber también que el hoy Presidente tuvo directa participación en muchas actividades del Grupo. Ningún juicio serio puede afirmar que Mauricio Macri nada tuvo que ver con el proceso descripto. Constituye una mentira y un peligro tratar de desvincular a Mauricio Macri de la lógica en que operó el Grupo empresario que lleva su apellido. Mentira, porque en el período analizado Mauricio Macri participó activamente de las siguientes empresas del Grupo: Ø Fue Director Titular de Grumaffra SA que luego cambiara su denominación por Socma Americana SA. Empresa controlante del 100% de la totalidad de empresas del Grupo Macri. Ø Fue Vicepresidente de Socma Argentina SA. Empresa controlante de las principales firmas del Grupo, entre ellas de IEC SA, Sideco Americana SA, Manliba SA, Sevel Uruguay SA, (esta última vinculada con la ilegalidad de las maniobras de exportación de autos fabricados por Sevel a Uruguay y vueltos a importar a la Argentina, en donde en ambas operatorias cobraba reintegros a la exportación y a la importación, constituyéndose fraude fiscal a costa de los ciudadanos argentinos y uruguayos). Ø Fue Director Titular de Mirgor SA. Empresa fabricante de aire acondicionado para automotores. Empresa posteriormente vendida. Ø Fue Director Titular de B.A. Celular Inversora SA. Empresa inversora en telecomunicaciones. Empresa posteriormente vendida. Ø Fue Presidente de IEC SA. Empresa constructora. Empresa recientemente vendida. Ø Fue Director Titular de Cormec SA. Empresa fabricadora de automotores. Empresa que fuera cerrada por el Grupo. Ø Por si fuera poco Mauricio Macri fue accionista en un 20% de la firma Socma Americana SA. Firma que aún subsiste y que es controlante de la totalidad de las empresas del Grupo Macri.

Hay denuncias y causas abierta que están en la Justicia Federal y en la Oficina Anticorrupción en contra del Grupo Macri, en los últimos dos años, algunas fueron desestimadas y en otras se dictó el sobreseimiento.

 

B) Resumen de la corrupción K,  y parte de la herencia recibida por el Gobierno de Mauricio Macri. Es apenas un resumen:

La información se desprende del análisis realizado por LA NACION sobre el Observatorio de la Corrupción que lanzó la Corte Suprema para que la información básica de las investigaciones judiciales más relevantes sea de acceso público a través de la página web del Centro de Información Judicial (CIJ). Como así también en otros portales de periodismo de investigación. Resumen:

* Desaparición de los fondos de Santa Cruz por regalías petroleras (entre 600 y 1000 millones de dólares).

* Obras públicas digitadas en favor de empresarios K, como Lázaro Báez.
* Enriquecimiento ilícito del matrimonio Kirchner.
* Evasión impositiva de 8000 millones de pesos de Cristóbal López.
* Obras Públicas, José López, el convento de General Rodríguez, intentando esconder 9 millones dólares.
* Defraudación en perjuicio de la administración pública e incumplimiento de los deberes del funcionario a los encargados del programa “capital semilla”, del ministerio de industria (Débora Giorgi), por 360 millones de pesos.
* Concesiones ferroviarias a empresas que descuidaron el material, con la tragedia de Once como consecuencia.
* Hoteles de los Kirchner que recibían millones de pesos de Báez por habitaciones nunca ocupadas.

* Un día antes de las elecciones la Secretaría de Provincias transfirió un remanente de Aportes del Tesoro Nacional de $99 millones a Santa Cruz. En 2015, el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández transfirió $2100 millones a provincias: 800 millones a Santa Cruz; 93,5 millones a su municipio, Quilmes.

* Escándalo de la ex imprenta Ciccone, que involucra a Boudou.

* Caso Skanska: coimas y sobreprecios en gasoductos.

* Negocios paralelos con Venezuela impulsados por Claudio Uberti.

* Negociados con la importación de efedrina, campaña de Cristina Kirchner.

* Futbol para Todos: 50 millones en cheques sospechosos.

* Desvíos de fondos en Tecnópolis.

* Sobreprecio y obras inexistentes de productoras ad hoc, con actores y directores de cine, teatro y TV involucrados.

* Dólar futuro. Bonadio entiende que Cristina, cómo máxima autoridad del Poder Ejecutivo, es responsable de ocasionarle una pérdida cercana a los $ 57.000 millones al Banco Central.

* Scioli: sus bienes en la mira. Enriquecimiento ilícito.
* Alberto Pérez, ex jefe de Gabinete de Scioli, malversación de fondos 10 millones rendidos con facturas truchas.

* Milagro Sala, Tupac Amaru, fraude a la administración pública provincial por el monto de 90 millones de pesos. Además de administración fraudulenta, extorsión y otras causas.

* Angelina Abbona, la ex procuradora del Tesoro kirchnerista, procesada por el juez Luis Rodríguez por incumplimiento de deberes de funcionaria pública en la auditoría sobre la aerolínea de bandera, y encubrimiento de delitos cometidos por el grupo español Marsans.

* Desvíos de fondos de programas financiados por la ONU, Ministerio del Interior y Transporte (MIyT) a cargo de Florencio Randazzo: 25 procesamientos a ex funcionarios kirchneristas por una defraudación al Estado por unos 50 millones de pesos.

* Imputación a Sabbatella por la malversación de $10 millones.

*36 sistemas distintos de liquidación de sueldos, con empleados que cobraban pero no trabajaban en las áreas de Justicia, Indec, Yacyretá, Centro Cultural Kirchner, Biblioteca Nacional, Instituto Malbrán y Hospital posadas, entre otros organismos.

* Ex Ministro de Trabajo, Carlos Tomada acusado por la Justicia de darle a Racing $17 millones que no podría justificar.

* Contrabando favorecido por la Aduana.

* Cristina Kirchner, fraude en la obra de un tren turístico en Río Turbio que no funciona por 700 millones.
* La Afip de Echegaray con fraudes en las declaraciones juradas anticipadas de importaciones (DJAI) por u$s14.000 mil millones.
* Sobrefacturación durante la Campaña Antártica (aprovisionamiento de quienes viven en las bases) por 241%. En total, implicó un costo al Estado de $ 84.015.893,37
* Plan Qunita sobreprecio y defraudación al Estado por 300 millones.
* Milani, ex Jefe del ejército; enriquecimiento ilícito.
* Fraude “sistemático” en el IOMA durante el sciolismo. La obra social perdió $ 2800 millones en el tramo final de la gestión de Scioli.

* Ex superintendente de Servicios de Salud Héctor Capaccioli deberá ir a juicio oral y público por el delito de peculado.

* Intendente Mussi/FPV (Berazategui) por malversación y enriquecimiento ilícito.

* El Juez Lijo señalo que Di Cesare (Pami) defraudo al Estado Nacional por $1.300.000 al liquidarse la vacaciones pese a que no tenía derecho a su percepción.

*En diciembre de 2015, el PAMI acumulaba una deuda de $5500 millones y perdía $250 millones por mes. Los medicamentos le costaban el equivalente a la construcción de un hospital por año. Había 400.000 fallecidos por lo que se pagaban servicio de salud.

*Se compraban remedios por 7000 difuntos que luego los vendían al mercado negro. Luego de fallecida, una señora de 80 años consumió fármacos por $150.000.

* Intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra. Imputado por enriquecimiento ilícito y malversación de fondos.

* Negociados con fondos públicos en la Fundación Madres de Plaza de Mayo. “Sueños compartidos”.
* Gasto de $ 500 millones anuales por parte del PAMI en remedios para fallecidos.
* Sobreprecios en la central eléctrica de Río Turbio.
* Malversación de $ 26.000 millones para esa mina, que produce lo mismo que en 1953.
* La valija con 790.000 dólares secuestrada a Antonini Wilson en el Aeroparque.

*Imputan a Diego Gvirtz y Tristán Bauer por desviar $ 88 millones para la productora de 6,7,8.

* Procesamiento de Katya Daura, extitular de la casa de la moneda, por usar fondos públicos en su beneficio.
*Estados Unidos: Propiedades vinculadas al fallecido ex secretario de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz. El fiscal federal Juan Manuel Pettigiani investiga y está detrás de un conjunto de bienes raíces que está valuado en unos 65 millones de dólares.
* Robo de US$1,4 millón en viáticos de viajes de Cristina al exterior. Fue en 37 giras, entre 2013 y 2015. Para la justicia hubo una maniobra sistemática. Indagaron a tres funcionarios

* Irregularidades con el plan Argentina Sonríe. Hay más de $ 150 millones “sospechados de irregularidades”.La coordinadora era Elena Morán, madre de Andrés Larroque, jefe de la Cámpora. Participaron Rocio García, esposa de Máximo Kirchner y María Belén César Gallardo, nuera de Julio De Vido. Invirtieron $80 millones en 50 ómnibus y equipamiento que casi no se usó: se descalibró en los viajes.

*En el Ministerio de Planificación había oficinas con un teléfono y 10 telefonistas; en el de Cultura, 30 personas hacían un compilado de noticias. En Jefatura de Gabinete, había 10 personas para fotocopiado y una sola fotocopiadora. La Secretaría de Asuntos Municipales dio 464 subsidios por $ 91 millones a municipios oficialistas y sólo 6% rindió sus gastos.

* La planta de empleados públicos creció un 64% entre 2003 y 2015, y de 2,2 millones de empleados se pasó a 3,6 millones en las administraciones de la Nación, provincias y municipios.

* La Casa de la Moneda pasó de 874 trabajadores en 2010 a más de 1700 en 2015. En el Indec, había 30 personas contratadas con menos de dos horas de trabajo por día. En Justicia, 50 contratados vivían en el interior y nunca habían ido al ministerio y 500 contratados en junio en 2015 no cumplían funciones.

* En la Entidad Binacional Yacyretá, 130 contratados no iban a trabajar, en el Centro Cultural Kirchner, 600, y en el Hospital Posadas, 644. En la Secretaría de Comunicación Pública, 500 contratados trabajan en tres oficinas.

* Desarrollo humano: el Ministerio de Desarrollo Social tenía deudas por más de 500 millones de pesos

*Vivienda: una de cada tres viviendas construidas incumplía los estándares mínimos.

* Educación: Los docentes de siete provincias cobraban sueldos menores al salario mínimo. El Estado Nacional debía más de 3.000 millones de pesos a las universidades.

*Salud: El Hospital Posadas sólo ejecutó el 25% del presupuesto asignado para obras en 2015.

El padrón de afiliados al PAMI tenía 400.000 personas fallecidas por las que se pagaban servicios de salud.

*Política económica: la actividad económica estaba estancada desde hacía cuatro años 2011-2015.

Entre 2013 y 2015 las exportaciones cayeron un 25%.

La producción industrial cayó durante 22 meses consecutivos entre 2013 y 2015, según el INDEC.

El déficit fiscal era de 5,5% del tamaño de la economía.

La Casa de la Moneda pasó de 874 trabajadores en 2010 a más de 1700 en 2015

*Desarrollo económico: desde 2012 en la Argentina se dejaron de crear empleos formales.

En el Mercado Central se encontraron sobreprecios del 254%.

Argentina pasó de ser el 3° exportador mundial de carnes a ser el 12°.

En la industria frigorífica se perdieron más de 18.000 puestos de trabajo.

En el gobierno anterior desaparecieron más de 57.000 pequeños y medianos productores   agropecuarios. Se cerraron casi 4.000 tambos.

*Trabajo y seguridad social: Más de cuatro millones de trabajadores privados se encontraban en situación de informalidad.

Entre el 2011 y 2012, se destruyeron 328.518 puestos de trabajo.

En el primer semestre del año 2013 revelaba una destrucción de 103.000 puestos de trabajo asalariado.

En el año 2014, se destruyeron 63.000 puestos de trabajo.

En el año 2015, se destruyeron un poco más de 20.000 puestos de trabajo, en el primer semestre del 2015.

En 2015, un 51% de la población potencialmente activa del país tenía problemas de empleo.

ANSES adeudaba 1.348 millones de pesos a otros organismos.

Una persona tardaba siete meses en jubilarse desde que solicitaba el turno hasta que cobraba por primera vez.

*Seguridad, justicia y defensa: La importación de efedrina se multiplicó 100 veces en pocos años.

Las estadísticas criminales se dejaron de publicar en 2008.

Entre 2012 y 2015, la Coordinación de Transparencia del Ministerio de Seguridad recibió más de 700 denuncias por posibles hechos de corrupción.

La Argentina bajó 47 puestos en 7 años en Calidad Institucional según la Fundación Libertad y progreso.

La Unidad Penitenciaria de Ezeiza tenía deudas por 800 millones de pesos.

*Transporte: La dirección de Vialidad tenía obligaciones impagas por 13.000 millones de pesos.

Aunque tiene el 0,7% de la población del país, Santa Cruz recibió el 12% de las obras de Vialidad Nacional.

El precio por kilómetro era entre un 30% y un 50% más alto que en el resto de América Latina.

Entre 2008 y 2015, Aerolíneas Argentina recibió aportes del tesoro por 29.676 millones de pesos, un promedio de dos millones de dólares por día.

*Ciencia, cultura e innovación: el sistema universitario se expandió sin planificación.

El presupuesto para ciencia y tecnología de las universidades nacionales se redujo del 3% en 2003 a 0,3% del presupuesto universitario en 2015.

Se recibieron 1145 facturas impagas por más de 156 millones de pesos.

*Comunicación y medios: entre 2003 y 2015 prácticamente no se otorgaron licencias nuevas.

La jefatura de Gabinete gastó más de 2.200 millones de pesos en publicidad oficial, más del doble de lo aprobado por el Congreso.

El CCK abrió sus puertas sin estar habilitadas.

*Pobreza e indigencia: al terminar el mandato la pobreza ascendía al 32,2%, por lo que 1 de cada 3 argentinos era pobre. En términos poblacionales, nuestro país contaba con más de 14 millones de compatriotas viviendo en hogares pobres.

A diciembre del 2015, habitaban en nuestro país 7,3 millones de chicos y chicas (el 53,8 del total poblacional en nuestro país) de los cuales 2,7 pasaban y están pasando hambre (20%, es decir 1 de cada 5 chicos).

El norte grande, sostenía el mayor número de pobres e indigentes, y de necesidades básicas insatisfechas a niveles alarmantes.

*Deuda: el gobierno anterior dejó a su sucesor M. Macri, deudas impagas en distintos organismos de la administración nacional por $207.000 millones, lo que equivale al 12% de los gastos previstos en el presupuestos de 2016. Una cifra casi imposible de afrontar.

ETC, ETC, faltan más más datos que se desprenden de las distintas auditorias,  en los  organismos, de los numerosos informes de los institutos de investigación, o de fundaciones, lo que evidencian despilfarros , desvíos y una mala gestión del kirchnerismo. Falta agregar los últimos acontecimientos, de detenciones y embargos a “sindicalistas corruptos y multimillonarios”, de vida fastuosa que apoyaron al anterior gobierno nacional. Se siguen encontrando dinero en cajas de seguridad, domicilios varios, por no decir las mansiones de estos impresentables representantes de los trabajadores.

 

C) Similitudes y diferencias entre el PJ Menemista y el PJ Kirchnerista

 

Sin título

Amigos lectores saque ustedes sus propias conclusiones.

 

Fuentes:

° Diario La Nación, Clarín, Perfil, El Cronista, INFOBAE, y otros portales.

° Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas, Claudio Lozano y Raffo T.

°Setton, Guido. Periódico Tribuna, 6/7/2015.

° Informe “El Estado del Estado”, http://www.casarosada.gob.ar, 223 pág., Oficina Anticorrupción y la SIGEN, entre otros.

° Para ampliar información de la corrupción llamada “K”, sugerimos l lectura de :

borderperiodismo.com/tag/corrupción-k/ y eliminandovariables.blogspot.com.ar, Periódico Tribuna, entre otros.

 

Lectura de Vacaciones IV

Palabras significativas

Esta entrada intenta repasar una cuestión semántica para ampliar y establecer criterios  de los términos más utilizados en esta series textos que titulamos como lectura de vacaciones. Entendiendo que las palabras son simbólicas e inciden en la realidad. A saber:

 

INDIO. Estrictamente no hay “indios” en América, porque el término hace referencia indiscutible al habitante de las Indias en Asia y, posteriormente, como error primero y estrategia después, a un ser extraño, despreciable, enemigo, de inferior categoría, en una arbitraria y perversa escala antropológica. Sin embargo, cuando se lo emplea impropiamente, al menos en el cono sur, creemos saber a qué nos estamos refiriendo, es decir, a los habitantes que viven culturas generadas antes de la invasión, si bien el contenido que proyectamos de dicha palabra casi nunca es adecuado.

 

INDÍGENA: merece idéntico comentario al término anterior por tener la misma raíz y significado, aunque más amplio ya que se aplica también a los animales y vegetales. Hay quienes suponen erróneamente que proviene de indigentes. No estarían tan equivocados si nos atuviéramos a la situación socio-económica de los llamados “indios”. Corresponde aclarar, además, que el vocablo “indio” en su raíz sánscrita significa “nativo”, por lo que estaría perfectamente aplicado a los habitantes de América de todos los tiempos si no lo hubiera asumido como nombre propio, y desde tiempo inmemorial, la población de la nación India, y reconocido internacionalmente como tal.(1)

 

ABORIGEN. Es hoy el término más difundido en literatura, congresos, seminarios e investigaciones etnográficas, históricas, geográficas y antropológicas, si bien, como anticipamos en los párrafos anteriores, algunos líderes y representantes de instituciones “indias” nacionales e internacionales prefieren autollamarse “indios “como herramienta desde su reivindicación sociocultural. Es una decisión de un sector de los pueblos protagonistas. Sin embargo, la palabra “aborigen” (Ab-origen en latín) significa “desde el origen, en el principio o al comienzo de…” (Ab no es privativa como suponen algunos sino preposición. En tal sentido se atribuye, a los habitantes de quienes pretendemos hablar, un término neutro y aplicable a todo indistintamente: mineral, vegetal o animal. No así, por ejemplo las palabras “humano, vecino, ciudadano, aldeano, hombre nativo de…o habitante de…, etc., que, en el idioma castellano, se refieren específicamente al Homo sapiens-sapiens de cualquier continente y región.

Si bien el término en sí resulta más apropiado que “indio”, se excede en su significación referido a grupos y personas concretas de un determinado momento de la historia del hombre, como en este caso. En efecto, las personas que nacen en la actualidad como “aborígenes” (según el sentido convencional) sin ser ya biológicamente puros, obviamente no son ab-origine, a no ser que nos estemos refiriendo exclusivamente a su tradición cultural que, sin ser la original –en el sentido de “primera” de esta tierra-, es de indiscutible raíz remota. Justo es reconocer, sin embargo, que en este caso también la cultura ha asimilado, como es obvio, un cierto grado mestizaje con otras culturas, tantas nativas (emergentes de este lugar) cuanta foráneas (europeas, africanas, asiáticas y de Oceanía).

Si nos propusiéramos ser estrictos con el significado de la expresión “ab-origine” en cuanto referida a los habitantes de este continente, deberíamos aludir a los primeros hombres que iniciaron la historia y la cultura en América y en nuestro territorio, cuyas características propias hoy no existen como tales y tampoco existían cuando llegaron los europeos. “Primeros hombres” que, a su vez, tienen su ascendencia inmediata en Asia y antes en África. Por lo tanto, expresión demasiado amplia para ser utilizada con absoluta propiedad. Con todo, en la medida en que nos permite identificar a pueblos de origen anterior al asalto hispánico (Sic), es aceptable y sin connotaciones negativas o tendenciosas como sí sucede, desde nuestro punto de vista, con el término indio.

 

Paisano. Difundido solo en algunas regiones de nuestro país –Gran Chaco, pampas y zonas del Litoral- significa en latín “del lugar o del país”. No es incorrecto pero es tan genérico y amplio su significado que se aplica indistintamente a gauchos, aborígenes, criollos y judíos de campaña, no definiendo, en consecuencia, la entidad específica de algunos de ellos.

 

NATIVO. Desde nuestro punto de vista es un término muy apropiado, pero resistido por algunos “aborígenes”, aun cuando literalmente signifique “nacido aquí, en nuestra tierra”. Se resisten porque se lo puede aplicar a toda la población emergente de esta tierra, hoy “América”, sin especificar las diferencias y características que distinguen a cualquier habitante nacido o adoptado aquí de un “aborigen” o portador de cultura originaria. En tal sentido no les falta razón pues, si bien el aborigen es nativo sensu stricto, no siempre un nativo es aborigen. El matiz es absolutamente ya que los “nativos aborígenes” o los sindicados erróneamente como “indios” viven todavía inmersos en su mundo cultural de origen, a pesar de ciertas apariencias y, “Como tales, son testigos privilegiados de un proceso cultural que se viene dando desde miles de años antes de la perversa irrupción y del presente”(Sic).

 

ORIGINARIO. Su significado es similar al de “aborigen”, pero más amplio en el sentido de que se puede aplicar a toda cultura o pueblo que se haya “originado” en el continente, no importa en qué tiempo o etapa de la historia. Estrictamente es aplicable a toda cultura pasada, presente y futura que surja por la suma y transmisión de estrategias activadas por el hombre de cualquier lugar en su relación con los diferentes ecosistemas de América, inclusive la criolla, gaucha y “gringa”,  aun cuando estas tengan importantes componentes de vertientes foráneas, ya transformadas por el hombre “nacido aquí” (nativo). El mestizaje de culturas continentales y transcontinentales ha sido normal en todo los tiempos, pero lo que define la identidad de las culturas es el lugar e origen, de ahí “originarias”, si bien todavía el término normalmente es aplicado sólo a los pueblos de origen anterior a la invasión iniciada en el siglo XV.

Aclarado sintéticamente el espectro semántico, cada uno utilizará el término que le resulte más apropiado para reflejar nuestro pasado y presente, teniendo en cuenta que en rigor no son “indios” sino habitantes, personas de esta tierra con cultura cuyo origen se remonta a épocas pre-invasión, algunas muy antiguas.

 

Notas

(1)Diccionarios y enciclopedias europeas prostituyen y acomodan el significado de ambas palabras a la praxis y las teorías del invasor. Ahora bien, la realidad objetiva e indiscutible –aunque algunos aborígenes pretendan seguir usándola como muletilla reivindicatoria-  es que “indio e indígena” no son aplicables en sentido estricto a los habitantes de este continente, ni antes de iniciada la invasión, ni durante la misma y menos ahora y en el futuro. El uso tramposo de esta palabra es un ejemplo diáfano de la estrategia invasora, en el que intervienen errores e intencionalidades de cronistas, literatos, religiosos y políticos para justificar y mantener el “status quo” inventado por ellos mismos. Como en tantos otros aspectos de su descarada y corrupta apropiación del continente, en este caso los diccionarios y enciclopedias de la dogmática Real Academia Española pontifican manteniendo el error semántico y conceptual de fondo, al mismo tiempo que se sacraliza la diferencia entre “indio” y “no indio” de nuestro continente, mientras en la realidad sustantiva de ayer, hoy y mañana solo hay, hubo y habrá habitantes nativos con distintas culturas.

 

Bibliografía específica

° Rossi, Juan José y Carbone, Daniel. “Historia, identidad y culturas originarias de la Argentina”. Edit. Galerna, Bs. As, 2008, pág. 24-27.

Lectura de Vacaciones III

Resultado de imagen de El Roto sobre corrupción

 

Nélida Piñon: sueños y fracasos de Brasil. “En términos de corrupción, la izquierda y la derecha se confunden”

LUNES 08 DE ENERO DE 2018

Alberto Armendáriz

LA NACION

Foto: LA NACION / A. Armendáriz

RÍO DE JANEIRO.- En los círculos intelectuales de Iberoamérica, la escritora brasileña Nélida Piñon es una suerte de monumento viviente, reverenciada por su obra literaria y apreciadísima por su descollante simpatía. En el mundo de las letras latinoamericanas, repleto de grandes egos en conflicto permanente, esta carioca de raíces gallegas es una rara avis que se atreve a criticar en su cara la forma de vestirse de sus “compañeros de oficio” mientras les estampa estruendosos besos o debate con entusiasmo sus libros. Al recibir a LA NACION en su departamento frente a la Laguna Rodrigo de Freitas, con una amplia vista de los morros de Río de Janeiro, hace gala de sus distintivas lucidez y afectuosidad mientras acaricia en cada pausa a la pequeña Suzy, su inseparable perra pinscher, sentada junto a ella en el sofá. A los 80 años, Piñon demuestra una energía contagiosa para conversar de cualquier tema; se apasiona cuando habla de los sueños y fracasos de Brasil, de América Latina, resalta una y otra vez la necesidad de la educación para superar las desigualdades sociales, y no duda en apuntar contra la corrupción como uno de los grandes males de nuestra sufrida región.

“La corrupción está muy ligada a la desigualdad social; la corrupción mata, impide la igualdad, recrimina los valores morales de la igualdad”, dice al aclarar que en términos de experiencias corruptas recientes, “la izquierda y la derecha se confunden”, para luego señalar que le preocupa que en nuestros países se pretenda “sacrificar generaciones enteras en nombre de una futura prosperidad” por no prestar atención a las necesidades sociales.

-En los últimos tiempos, Brasil en general y Río en particular pasaron por años de grandes oportunidades, con el Mundial de fútbol y los Juegos Olímpicos, pero el país acabó en una gran recesión, y la ciudad se sumergió en una profunda crisis financiera, de inseguridad y violencia. ¿Cómo ve a Brasil y a Río hoy?

-Las dificultades vienen desde hace mucho tiempo. Hubo pequeños períodos eufóricos, en la economía, en la movilización social, pero Brasil sufrió una explosión demográfica a principios del siglo pasado que generó las desigualdades que hoy vemos. Brasil se internacionalizó a través de los mundiales de fútbol; los brasileños empezaron a viajar, a sentirse orgullosos de quienes eran. Mientras tanto, la explosión demográfica no inquietó a la sociedad, a las elites de gobierno. No se preocuparon en preparar al país para su desarrollo poblacional y no entendieron que el desarrollo económico que hubo en algunas instancias iba a provocar carencias sociales profundas. La educación no acompañó ese crecimiento poblacional; hoy tenemos 12 millones de analfabetos. La falta de inversión educativa en un país es una tragedia nacional. Y a los políticos en Brasilia jamás les interesó eso, solo beneficiarse a ellos mismos. Esa carencia educativa impidió que la gente pudiera regir sus vidas y exigir más de los políticos. Todo eso fue minando a la sociedad; cada gobierno lo hizo de su forma, pero en derechos civiles, de la ciudadanía, todos dejaron mucho que desear. Brasil hoy es un país que vive a merced del poder y de la crueldad de Brasilia. Y Río es donde eso se expuso más, con su mayor desigualdad social, su violencia y la desesperanza de los jóvenes que no tienen recursos. Río es víctima de todos los desastres acumulados en varias décadas en Brasil y de liderazgos públicos vergonzosos a nivel local.

-¿Por qué no se supo aprovechar el boom económico y cambiar realmente?

-No hubo una vuelta de página real, fue apenas algún desarrollo económico puntual. Pero esa economía no enfatizó el papel de la educación. Se crearon fortunas y se profundizó la corrupción. La corrupción está muy ligada a la desigualdad social; mata, impide la igualdad, recrimina los valores morales de la igualdad.

-¿Entonces es pesimista sobre el futuro de Brasil?

-No, estoy cansada del pesimismo. He estudiado mucho la Edad Media y entiendo que lo que hoy puede ser una tragedia mañana puede tener su redención. La historia no fija un patrón de miseria para siempre; los momentos difíciles pueden ser superados. Los países que quedaron destruidos en la Segunda Guerra Mundial se rehabilitaron. Los países son como las lagartijas, a las que se les corta la cola y la regeneran; hay períodos funestos, pero que luego mejoran. El ser humano no nació para vivir en la depresión.

-¿Cree que procesos como las investigaciones anticorrupción de la operación Lava Jato pueden ayudar a cambiar a Brasil?

-Creo que es algo fundamental. Quien está en contra de todo lo revelado por la Lava Jato es porque está moralmente comprometido. No preciso dar nombres, hay gente de izquierda, de derecha, de todos lados. En términos de corrupción, la izquierda y la derecha se confunden, ¿en quién se puede confiar? En muy pocas personas.

-El juez Sérgio Moro es un personaje polémico. ¿Le inspira confianza?

-No lo hallo polémico. Es un hombre que está cumpliendo con su deber incluso bajo amenazas contra su vida porque ha contrariado intereses terribles de una elite de bandidos. Esa gente ha denigrado a Brasil y es capaz de cualquier cosa.

-El impeachment de Dilma Rousseff trajo una polarización que no era normal en el Brasil de las épocas más recientes.

-Al contrario, los brasileños éramos demasiado condescendientes; el brasileño decía sí cuando debería haber dicho no; vivía inmerso en un falso optimismo que no le permitía decir aquello que le parecía que debía ser la verdad histórica, su verdad, la de su grupo, la de la sociedad. Creo que hubo una saturación. No creo que haya sido el impeachment el que creó ese desentendimiento. Ese desacuerdo, casi un sentimiento de tribus enfrentadas una contra otra, explotó como consecuencia de la desesperanza política; Brasilia es una desgracia.

-No solo en Brasil se ha dado esa polarización profunda. También la sufrimos en la Argentina y la vemos en Estados Unidos.

-Estoy de acuerdo. También en España vemos una fuerte polarización en Cataluña. Es una tendencia general al desencanto. Y, al mismo tiempo, vivimos en una sociedad en la que uno no es nadie si no es alguien, y eso genera desesperanza en cuanto al futuro. Tenemos además acceso a un cierto tipo de información que le muestra a uno cuán inútil es, cómo se está sujeto a la obsolescencia. Se empieza a tomar conocimiento de una escala de valores en la que uno no cabe y se siente condenado a un destierro social, lo que es terrible. Si sumamos todos estos desacuerdos y toda la información que se tiene, el desencanto es un fenómeno global. En Brasil hay que buscar conciliar los dos polos enfrentados. Cada uno sabe por qué adhiere a tal o cual político; esa elección de un punto de vista es un derecho que hay que defender, el derecho al sueño, a la quimera, es sagrado.

-¿Qué le parece que los intelectuales hayan caído en la polarización política?

-Es parte de nuestra vocación, de nuestra manera de ver el mundo. Pero también debemos ser conscientes de que la izquierda defraudó mucho. Cada uno sabe qué terreno está pisando, porque la vida personal de cada uno está muy ligada a sus decisiones políticas, a sus propuestas y alianzas políticas. Es muy difícil ser inteligente cuando uno entra con sus vísceras en un tema. Es difícil juzgar una cuestión política con independencia, pero el tiempo lo hará posible. El tiempo es reparador.

-Las encuestas para las elecciones presidenciales de octubre siguen marcando una fuerte división, entre los que apoyan a Lula, de izquierda, y los que respaldan a Jair Bolsonaro, de ultraderecha. ¿Cómo ve estos próximos comicios?

-El brasileño está asustado con el futuro y ninguno de los nombres que se presentan ofrece garantías; ellos solo piensan en ellos y en sus familias, no en el conjunto de Brasil.

-En América Latina hemos visto una nueva ola de gobiernos de centroderecha.

-Todavía tenemos alguno de izquierda también, como Venezuela; una izquierda delirante, bolivariana. Hoy en América Latina somos más conscientes que nunca antes de la democracia, pero estamos lejos del ejercicio democrático. Los tres poderes disfrutan de privilegios de tal orden que eso impide la práctica de la democracia. No puede haber una democracia en la que haya un abismo entre el pueblo y sus dirigentes.

-¿Ve algún líder latinoamericano que le llame la atención? En algún momento Lula representó una nueva esperanza.

-Sí, Lula significó una esperanza, pero no correspondió. Incluso tuvo la desgracia de dejarnos a Dilma Rousseff, que creó una crisis económica tremenda y al final nos dejó con este Michel Temer de presidente. Todos nuestros países tienen problemas. Tal vez Uruguay sea el más tranquilo; siempre demostró una vocación democrática muy grande. Lo admiro porque emite señales de bonanza política y verdadero progresismo social. La Argentina tuvo también una base educativa fuerte, pero llegó el peronismo y fanatizó a todo el mundo, y luego el kirchnerismo lo hizo de nuevo. Lo que veo con preocupación en América Latina es que hay cada vez más desacuerdo entre el progreso económico y las necesidades sociales. No se puede sacrificar a generaciones enteras en nombre de una futura prosperidad. Por eso es fundamental ocuparse de las necesidades del pueblo, de la gente.

 

-¿Usted se considera de izquierda, de derecha, de centro?

-Me siento parte de una izquierda que ya no desea radicalismo. ¿Por qué? Porque aprendí a pensar, a dudar, a desconfiar. Es necesario actualizar la izquierda porque la extrema derecha está creciendo por todo el mundo. Hubo grupos de izquierda radicalizada que le hicieron un deservicio a la izquierda, propiciaron el crecimiento de una extrema derecha horrorosa, que estaba quieta.

-Como una “feminista histórica”, que además tuvo el honor de ser la primera mujer en presidir la Academia Brasileña de Letras, en 1996, ¿qué piensa del movimiento de mujeres que se ha expandido por todo el mundo para denunciar casos de acoso sexual?

-Lo veo como algo muy positivo. Claro que habrá exageraciones, sucede con todo movimiento redentor. Pero es positivo porque las mujeres jóvenes se mostraban apáticas frente a las luchas feministas, como si todo ya se hubiera resuelto. Ahora hay una nueva conciencia de las mujeres, un empoderamiento interesante del que también son parte los hombres.

-En su novela La república de los sueños contó la saga de su familia española, que emigró de Galicia a Brasil. Como hija de inmigrantes, ¿qué siente ante las políticas antiinmigratorias de Donald Trump?

-Es más trágico aún, sus políticas son contra hijos de inmigrantes que ya nacieron o viven en Estados Unidos. Es de una perversión terrible. Lo extraordinario del inmigrante es que no viene para destruir, sino para construir. Y la mayor construcción que puede hacer un inmigrante es su hijo, que al mismo tiempo es una maravilla y una desgracia para él, porque ya sabe que no va a volver a su tierra, será un ser dividido para siempre.

-Su casa está repleta de arte sacro. ¿Es una persona religiosa? ¿Qué opina del papa Francisco?

-Sí, soy cristiana. Pero estos objetos están aquí por su valor artístico. Mi fe abarca todas las manifestaciones del espíritu, pero no impide mi soberanía. Dios ha sido necesario y fantástico en mi vida, pero no comanda mi vida, Él lo sabe. Mi vida es plena de soberanía, de autonomía; yo soy mi conciencia. Francisco es un hombre de coraje, está tocando temas necesarios y los enfrenta a pesar de las desavenencias que provoca con el alto clero. Uno tiene la sensación de que Francisco es un hombre que conoció la pobreza de cerca y pensó en los misterios de la vida incluso más que en los misterios de la fe.

Bio

Fecha de nacimiento: 3 de mayo de 1937

Lugar: Río de Janeiro

Hija de inmigrantes gallegos, Nélida Piñon empezó a escribir a los siete años, cuando vendía sus relatos a familiares y amigos. Estudió Periodismo en la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro. Fue editora de revistas en Brasil y el exterior. Enseñó en la Universidad Federal de Río de Janeiro y en la de San Pablo, y en varias de Estados Unidos, México, Portugal y México. Entre sus obras más célebres se encuentran las novelas Guía-mapa del Arcángel Gabriel (1961), La casa de la pasión (1977) y La república de los sueños (1984); los cuentos El tiempo de las frutas (1966) y La camisa del marido (2014); la crónica Hasta mañana, otra vez (1999); el ensayo El presumible corazón de América (2002), y las memorias Corazón Andariego (2009). Fue la primera mujer presidenta de la Academia Brasileña de Letras (1996-1997). Recibió los premios Juan Rulfo (1995) y Príncipe de Asturias (2005).

¿Por qué nos importa?

Es una de las escritoras brasileñas más reconocidas e influyentes, apasionada por el arte de la palabra y analista sagaz de la realidad de América Latina. Con sus novelas, cuentos, memorias, crónicas y ensayos ha realizado fundamentales aportes a la literatura en portugués.

 

Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo

Saludos de fin de año

Para gran parte de los santiagueños, sus tiempos y sus espacios no están para alegrías; creció la pobreza y la desigualdad social, según los organismos nacionales e internacionales.

Fin de año, momentos de balances y reflexiones; pero también momentos de lamentables espectáculos del “teatrillos de sombras”, de los poderosos y de los “nuevos ricos” de nuestra provincia. Ni hablar de las sobreactuaciones de los “idiotas útiles”.

Fin de año, del “ascenso mediático de la insignificancia”, para tapar a las mayorías silenciadas (que no silenciosas), lejanas de los despachos y de las “bondades del poder”. Fin de año, con servilismo mediático y de sus protagonistas para tapar reventones sociales y económicos.

A pesar de esto, es nuestra intención  desearles unas FELICES FIESTAS y un PROSPERO AÑO NUEVO a todos nuestros lectores, y a todos aquellos comprovincianos ( aunque no tengan electricidad y mucho menos computadoras y otros servicios básicos), a lo largo del territorio provincial, nacional, como de otras latitudes.

Como todos los años, y en paz,  deseamos para que mengüen las necesidades de quienes padecen miserias y crezcan las voces (y las audiencias) de cuantas personas han sido acalladas.

Momento de descanso, de un parate reparador. Hasta el año próximo.

 

Por Hugo R. Manfredi

Lectura de Vacaciones II

La procuradora Carbó y la cuestión mapuche: una historia de casualidades

 

(…)  Rumbo al sur

La oficina 10 del tercer piso de Florida 622, es la sede legal de otra empresa que también conduce directamente al poder kirchnerista. En ese lugar tiene su sede la empresa “Las Chinitas SA Agropecuaria”. Se trata de una compañía con un polémico historial relacionado con el desalojo de mapuches rionegrinos y negocios con Osvaldo Sanfelice, el hombre de confianza de la familia Kirchner

La empresa fue hasta hace poco propietaria de la estancia “El Amigo”, un campo de 35.000 hectáreas en el paraje de Anecón Chico, a unos 150 kilómetros al sur de Bariloche.

La estancia El Amigo nació en 1948 a partir del reclamo de tierras realizado por el comerciante local Rodrigo Ramón Fernández. Se trataba del hijo del dueño del almacén de Ramos Generales de Anecón y al mismo tiempo delegado local de la “Dirección General de Tierras y Bosques” durante el primer gobierno peronista. 

Fernández pidió – y obtuvo – las escrituras por una extensión cada vez mayor de tierras, superponiendo su reclamo sobre las que habían sido otorgadas de manera precaria a la familia aborigen Epulef. Con el paso de los años, el comerciante alcanzó a cubrir una extensión de 35.000 hectáreas, incluyendo a las 13.000 que pedían los miembros de la comunidad liderada por la familia Epulef. A los integrantes de esa comunidad, no se les reconoció ninguna propiedad sobre las tierras que habitaban hasta 1985, cuando se les concedieron 1.600 hectáreas.

En el año 2006, los reclamos legales de los aborígenes y las disputas dentro de la familia Fernández condujeron al embargo de la Estancia El Amigo y su venta al francés Jacques Álvarez De Toledo. Pasaron dos años, y De Toledo le vendió la propiedad a la empresa “Las Chinitas SA Agropecuaria”.

En 2011, “Las Chinitas” decide venderle el campo a una empresa denominada “INVERNEPA SA”, cuyo propietario es Osvaldo Sanfelicce, socio y apoderado de la familia Kirchner. El primer tramo de la compra fue hecho el 15 de junio por un total de 13.423 hectáreas y el segundo tramo se realizó en agosto siguiente, por otras 21.331 hectáreas.

Considerando que la justicia tasó los campos de Lázaro Báez cercanos a esa localidad en un valor de U$S 140 por hectárea, por lo que debe suponerse que Sanfelice pagó a través de INVERNEPA un precio de por lo menos U$S 4.900.000. Pero el campo tenía todavía un problema: la presencia y los reclamos de los integrantes de la comunidad aborigen que residía dentro de la Estancia.

Apenas se hizo cargo de la estancia El Amigo, Osvaldo Sanfecile nombró a su cuñado, pareja de su hermana Maria Marta, como administrador del campo. El nuevo capataz era Nir Weinberg, un ciudadano israelí devenido en mayordomo patagónico.

Weinberg, comenzó un asedio sobre los aborígenes para desalojarlos de las 13.500 hectáreas que ocupaban y usaban desde hacía décadas atrás. Esa persecución incluyó el tendido de alambrados para reemplazar tranqueras e impedir el paso a las tierras de pastoreo, la introducción de animales con sarna que diezmaron los rebaños aborígenes y el amedrentamiento físico y judicial contra los mapuches.

Nadie dentro del gobierno provincial ni nacional abogó por los derechos de la familia Epulef. De hecho, durante el kirchnerismo los pedidos de los grupos aborígenes patagónicos por el despojo de tierras fueron desoídos, al igual que la mayoría de los que provenían de otras latitudes del país.

Ese desinterés se terminó cuando un grupo autodenominado Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), comenzó a agitar sus deseos de crear una república independiente en la Patagonia argentina y chilena. Esa demanda incluyó tomas de tierras que consideraban propias, con argumentos similares a los que esgrimieron en vano los desalojados por Sanfelice. Allí, la procuradora jugó fuerte para intervenir en un conflicto grave desatado por la desaparición del artesano Santiago Maldonado.

 

RAM: Reclamemos a Medias

La RAM es un grupo de criollos y aborígenes que pretenden tener su propio estado tribal en la Patagonia. Los secesionistas son liderados por la dupla integrada por el ex flogger Facundo Jones Huala y el ex punk Fernando Jones Huala, quien espera su extradición a Chile por tráfico ilegal de armas.

Siempre resultó raro explicar el empecinamiento de los integrantes de la RAM por reclamar tierras del italiano Luciano Benetton o del inglés Joe Lewis, pero no hacerlo con los campos de figuras asociadas con el kirchnerismo, aunque ocuparan tierras tan sagradas y ancestrales como aquellos que son atacados por el nacionalismo sin nación de los militantes de la RAM. Ni hablar de su absoluta falta de reacción cuando sus hermanos de la localidad de Anecón fueron desalojados por el hombre de confianza de la familia Kirchner tras la compra de la estancia El Amigo.

Y más extraño aun, es que sus reclamos fueran apoyados por figuras que alineadas políticamente con la ex presidente Kirchner, que repentinamente entendieron los reclamos de la RAM, como si hubiese surgido súbitamente alguna clase de identidad ideológica u objetivo común entre unos y otros.

La casualidad quiso que cuando el jefe del RAM Facundo Jones Huala fue requerido por la justicia chilena para ser juzgado por delitos comunes, apareciera la abogada Elizabeth Gómez Alcorta. De repente, en los pasillos del juzgado comenzó a comentarse la increíble casualidad: aquella abogada de perfil combativo no era otra que la ex esposa de Lisandro Pellegrini, el hombre de mayor confianza de la procuradora Alejandra Gils  Carbó y quien tiene a su cargo la Secretaría de Coordinación Institucional de la Procuración.

En tanto, y en contra de lo que establecía la justicia jujeña, Gils Carbó dictaminó que la dirigente social Milagro Sala estaba siendo injustamente detenida, aunque los magistrados jujeños que la mandaron a prisión insistieran en enumerar los cargos de estafa, administración fraudulenta, intento de homicidio, amenazas y otra larga lista de delitos que pesaban contra la rea. La abogada de Milagro Sala, como era de esperarse, es también Elizabeth Gómez Alcorta quien además es segunda en la lista de candidatos porteños a diputados por el kirchnerismo y una feroz crítica al gobierno nacional.

Milagro Sala y los hermanos Huala se habían convertido para ese momento en iconos de la resistencia kirchnerista, que comenzaba a defenderlos con mayor energía con argumentos indigenistas un poco forzados, pero bastante efectivos para el consumo de sus militantes.

El 1 de agosto de 2017 el “asunto RAM” se hizo más complejo al desaparecer el artesano Santiago Maldonado luego del desalojo de la ruta 40 por parte de la gendarmería nacional. El sitio era controlado por un piquete de los secesionistas agrupados en el Pu Lof que responde a los hermanos Huala. De inmediato, el RAM se volvió objeto de culto de los kirchneristas. No tardaron mucho en imitar sus consignas y denunciar que Maldonado había sido secuestrado y desaparecido por una orden del gobierno de Mauricio Macri.

La procuradora Gils Carbó se sumó entonces a la maniobra y envió a Felix Crous, su subalterno y jefe de la Procuración contra la Violencia Institucional. Contra toda lógica judicial, Crous grabó una entrevista que le realizó a cuatro encapuchados que se negaron a mostrar sus identificaciones. Sin poder acreditar si hablaba con testigos calificados o con un grupo de alienígenas, el Procuvin dio por válido el testimonio de los anónimos encapuchados que afirmaban haber visto a Santiago Maldonado siendo introducido a los golpes en una camioneta Unimog de la Gendarmería. Acto seguido, le acercó el reporte al juez de la causa, Guido Otranto.

Aquella intervención del Procuvin fue crucial para que el juez Otranto cambiase la denominación de la causa y la caratulara “desaparición forzada”. Luego se supo que uno de los encapuchados era uno de los miembros del RAM llamado Matías Santana, quien dio una espectacular versión de los hechos en los que abundó en detalles que incriminaban a la gendarmería en la desaparición de Maldonado. Según el testigo, había usado unos binoculares muy particulares que le permitieron oír a cientos de metros de distancia lo que hablaban los oficiales mientras supuestamente se llevaban al artesano

Pero el aporte del Procuvin y sus amigos encapuchados no fue suficiente. Fue entonces que el grupo del fiscal Felix Rous, enviado por Gils Carbó a la zona de conflicto, hizo su siguiente movimiento.

Fue ese funcionario el que recibió el 5 de septiembre un informe de inteligencia atribuido a la Policía Federal en el que se adjudicaba a la Gendarmería Nacional el haber secuestrado y desaparecido a Santiago Maldonado durante el desalojo de la ruta el 1 de agosto anterior. El documento, fue usado para hacer más sólida la acusación contra los gendarmes y desacreditar cualquier otra explicación alternativa.

Gils Carbó no solo aprobó la entrega del informe falso al juez de la causa Maldonado, sino que además protegió al fiscal Crous cuando estalló un verdadero escándalo político al saberse que el reporte de inteligencia presentado por el Procuvin era en realidad una falsificación barata con sellos policiales tan falsos como su contenido.

Fue la misma Policía Federal la que denunció la operación sucia contra sus colegas de gendarmería.

La copia del informe apócrifo y que fuera dado por cierto por Gils Carbó, fue acercado por el legislador porteño Gustavo Vera. Se trata de un dirigente que tiene llegada directa con el Papa Francisco I, con quien trabó amistad cuando todavía era el obispo porteño Jorge Bergoglio.

Vera no es un desconocido para Gils Carbó; la procuradora fue una de las invitadas principales a cada “Congreso Antimafia” que organiza la Fundación Alameda que dirige Gustavo Vera y a los eventos de “Laudato Si”, un club político denominado así por la encíclica escrita por Francisco I. “Laudato Si” fue apadrinado por el Papa y pretende convertirse en un movimiento político pro clerical y que reúne a muchos integrantes de Justicia Legítima, dirigentes kirchneristas y magistrados que simpatizan con esa corriente pero que no integran formalmente la agrupación liderada por Gils Carbó.

Aunque Vera le plantó un informe falso a Gils Carbó, ello no afectó la amistad entre ambos. Por el contrario, Vera logró que fuese invitada alEncuentro de Jueces y Fiscales que organiza la Santa Sede el próximo 9 y 10de noviembre y que en Argentina fue organizada por los miembros del “Laudato Si”.

La procuradora ya estuvo con el Santo Padre en diciembre de 2016, en momentos en que era cuestionada por el nombramiento de nuevos fiscales y jueces con métodos tan polémicos que en la mayor parte de los casos tuvo que revertir su decisión y dejarlos sin efecto. Aquella visita al Papa en un momento crucial de su carrera, fue interpretada como una señal de apoyo a la jefa de los fiscales argentinos.

Antes de eso y en medio de la tormenta política, el Santo Padre ya le había hecho llegar por medio de Vera uno de sus famosos rosarios bendecidos, que en el lenguaje clerical funciona como una muestra de afecto y apoyo. En tanto se acercaba al Papa, Gils Carbó firmó convenios con los obispos para colocar oficinas móviles de la procuración en las sedes eclesiásticas. La excusa que promovía la instalación de puestos, era el plan contra las adicciones ideado por Gils Carbó y que llevan el nombre de “Atajo”.

Pero el legislador Vera no es el único interlocutor que tiene el Papa en Argentina ni la única casualidad que lo liga con la procuradora. Otro empresario de bajo perfil y también asociado a la historia de los mapuches, forma parte del círculo argentino que rodea al Papa.

En las reuniones que mantuvo el Papa con argentinos participa el empresario Ricardo Fernández Núñez, titular de la Fundación Lumen Pacis y parte de la delegación que acompañó al Papa a Tierra Santa en febrero de 2013 como parte del grupo Diálogo Interreligioso. Cuando era aún el cardenal Bergoglio, el actual pontífice fue parte del operativo financiado por Fernández Núñez para inaugurar en el año 2000 una capilla dedicada a la Virgen de Lujan en Usrunow, en las afueras de la capital polaca. El empresario es parte de Dialogo Interreligioso.

Otra vez la coincidencia hace aparecer a Fernández Núñez  como parte de la trama mapuche y el kirchnerismo de un modo inesperado. Aquella compañía que le vendió la estancia “El Amigo” a Sanfelice, el administrador de los Kirchner, está asociada al empresario que llevó la Virgen de Luján a tierras polacas y hoy forma parte del “circulo argentino” que rodea el pontífice.

En efecto, la empresa “Las Chinitas SA Agropecuaria”, de acuerdo al edicto del  8 de agosto de 2011, estaba integrada por Socorro Fernández Núñez y Agustina Fernández Núñez, hijas de Ricardo Fernández Núñez. La constitución de la empresa fue hecha por la escribana Alejandra María Nobrega, madre de Socorro y Agustina y esposa de Ricardo. Hasta el 9 de mayo de 2016, Ricardo Fernández Núñez fue su presidente según el edicto publicado el 30 de diciembre de ese año.

Un mes después, Ricardo renunció a una empresa melliza denominada “Las Chinitas del Sur SA”. Esa compañía tiene el mismo grupo de personas en el directorio que la anterior, pero la notaria actuante es Susana Elba Álvarez, que coincidentemente es la misma que intervino en la disolución de Mercado y Transparencia. Otra coincidencia que se suma a otra ulterior y es que la dirección profesional de la Escribana Alejandra Nobrega, esposa de Ricardo Fernández Núñez, es la misma que la dirección legal que tenía la Fundación de las hermanas Alonso.

Y todo vuelve al principio, donde comenzó el relato. En aquel departamento en Florida 662 se unen las partes de la historia, con los reclamos mapuches como música de fondo. De un lado, una procuradora defiende a quienes reclaman por sus derechos ancestrales y es capaz de asociarse a operaciones negras con personajes de sotana o pasamontañas para embestir contra sus enemigos políticos. Por el otro, el hombre que maneja los numerosos bienes de la familia Kirchner opera con total impunidad contra aquellos que reclaman algo similar, pero que no tienen la fortuna de haber comprendido que hay estancieros que pueden ser molestados y otros que compraron las tierras con el adicional de impunidad que les otorga estar alojados por el poder de turno.

Florida 622 piso 3 oficina 10. Es el Aleph que reúne las contradicciones de un relato en el que los mismos pueden aparecer como héroes o víctimas, de acuerdo al gusto ideológico de cada uno. Lo que tiene en común es la sombra de la procuradora y su clan familiar, que insisten en aparecer asociadas por una serie fortuita de hechos a un conflicto en la Patagonia argentina.

 

Edición: @julietamongem 

Investigación y datos producidos con @claudiomartino

En http://eliminandovariables.blogspot.com.ar/2017/10/la-procuradora-carbo-y-la-cuestion.html

Lectura de vacaciones I

“El retorno del indigenismo”

Ricardo Veisaga

La rebelión de los mapuches o araucanos en el sur de Argentina y Chile

El retorno del indigenismo

En la ideología indigenista en su principio se fusionaron el mito del buen salvaje, el relativismo cultural, y la Leyenda Negra muy bien orquestada por Gran Bretaña. La puesta en marcha de esa ideología en la actual Sudamérica, se dio en tiempos de las guerras de la independencia. Se puede afirmar que tuvo una doble motivación, por un lado contra la colonización española y lo más importante lograr que los indígenas se unieran en armas a los ejércitos criollos. Los movimientos independentistas estaban influidos por la Revolución francesa que pretendía acabar con el Antiguo Régimen e instaurar uno nuevo. Irónicamente los indigenistas reivindican las rebeliones indígenas del siglo XVI y la del siglo XVIII como intentos emancipadores, pero lo cierto es que estos movimientos pretendían reinstaurar el régimen precolonial, no uno nuevo.

Podemos aportar como ejemplo las sucesivas rebeliones que se dieron en el siglo XVI, y especialmente en el siglo XVIII. Pero el fin de cada una de estas rebeliones fue restaurar el régimen precolonial, como sucedió en el sur de Perú en 1564, en Oruro en 1739, que pretendían coronar a un descendiente de los incas, el levantamiento del cacique Túpac Amaru en el Cusco en 1740 reivindicando el nacionalismo quechua. El de Atahualpa en 1742, en 1761 los comuneros en Nueva Granada, la rebelión aymara de Túpac Katari en La Paz, en 1782, una rebelión típicamente racista muy común en la américa precolombina, en un intento de regresar a un régimen preincaico, atacando a los criollos, mestizos y quechuas. Estos movimientos podían atacar los fuertes, a las tropas, a las autoridades, y aun ocupar el poder de manera efímera en algunos lugares, pero fueron incapaces de mantenerse en el poder y carecían de un modelo de gobierno más avanzado, por tanto, estaban destinados al fracaso. Los movimientos independentistas marchaban en sentido contrario a los independentistas y había que atraer a los indígenas a la causa revolucionaria.

Uno de esos casos fue el del realista José Tomás Boves y de la Iglesia, también conocido como el León de los Llanos, la Bestia a caballo o simplemente Taita, un militar español, comandante de la llamada Legion Infernal, caudillo de los llaneros durante la guerra de Independencia en Venezuela, un caudillo popular que aglutinó a los indígenas y a las clases sociales que eran objeto de los abusos y la explotación por parte de la aristocracia criolla, con su ejército de indios y su lema de «muerte a los blancos» mantuvo en jaque a Simon Bolívar por largo tiempo. En 1824, Bolívar por decreto imponía la propiedad privada de las tierras, disolviendo las comunas indígenas. Los indígenas que participaron voluntariamente en los ejércitos independentistas fueron muy pocos, en cambio muchos ingresaron a las tropas españolas como sucedió en Perú, Bolivia, Guatemala, etc.

Muestra de ese indigenismo quedan las estrofas del himno nacional (argentino) censuradas a posteriori, que entre otras cosas decía: Se conmueven del Inca las tumbas, y en sus huesos revive el ardor. Lo que ve renovando a sus hijos de la patria el antiguo esplendor. La bandera lleva un sol, pero no un sol cualquiera sino el sol inca. Eso no fue la única tontería esbozada por esos idealistas, el peor disparate fue la propuesta de la restitución de la Monarquía Inca por el General Manuel Belgrano (idea compartida por otras personalidades como San Martín y Güemes) en el Congreso de Tucumán, el 6 de Julio de 1816 y aprobada por el mismo el 31 de julio del mismo año. ¿Qué pretendían estos hijos de españoles? Tal vez, que en Sudamérica se adoptara la lengua incaica, se restaurara el socialismo inca, se transportara a su majestad en una litera, se reservara doncellas vírgenes para su harén, se arrojaran flores ante su paso y se pagaran tributos.

El general Bartolomé Mitre, historiador, periodista y presidente, dijo: «A este plan es imposible concederle sentido práctico, ni siquiera sentido común, ni aun en su tiempo; extravagante en la forma e irrealizable en los medios, concebido sobre falsas ideas, con más inocencia que penetración política y con tanto patriotismo como falta de sentido práctico,(…) El Congreso había perdido la noción de la realidad, en cuanto a límites y vivía en una región poco menos que fantástica, puramente fantasmagórica, respecto a la unidad territorial que representaba en teoría, hacía más vagas sus fronteras, al intentar fundir un vasto imperio sudamericano en el hecho de designar al Cuzco como capital.» Y exasperado agregaría refiriéndose a ella como la «monarquía en ojotas». Un siglo y medio después de ser formulado este esperpento, la corriente historiográfica de la llamada izquierda nacional y José María Rosa, un historiador y peronista de izquierdas, verán con mucho agrado esta bazofia. Eran nuevos tiempos en que las izquierdas daban un franco apoyo al indigenismo.

¿Quiénes son los mapuches?

El antropólogo ya fallecido Rodolfo Casamiquela, dijo en una entrevista: «Si se definen como Mapuches son chilenos y si son chilenos no tienen derecho sobre la tierra de la Argentina». Los patagones, los aborígenes presentes en territorio argentino, eran los antiguos tehuelches. La última persona en hablar esta lengua fue un blanco, el antropólogo Casamiquela, que la aprendió de la familia tehuelche Cual. Según el antropólogo, primero vino el mundo tehuelche paleolítico, muy antiguo. Los antepasados de sus antepasados se remontan a 10 mil ó 12 mil años atrás y evolucionan en la Patagonia. Mucho después de la llegada de los Españoles, alrededor del 1600, el caballo permite que los Tehuelches copen todo el ámbito pampeano y Neuquén. En esa misma época empieza la mapuchización. Existen diferencias entre unos y otros.

Los gigantes patagones no son una fantasía, sino los Tehuelches, que alcanzaban casi los dos metros de altura y una corpulencia de 150 kilos, de tez oscura y ojos asiáticos, que vivían de la caza y se vestían con pieles. Los araucanos o Mapuches, sin embargo, son una raza de estatura mediana, cultivadores de cultura andina, que tenían casas de madera y paja y trabajaban en forma maravillosa el tejido y la platería; ellos tenían una trayectoria cultural superior, que los Tehuelches imitaron. Con la llegada de la religión y la onomástica se va produciendo una transformación en ella. Entonces, los hombres tehuelches, especialmente los caciques, en el norte de la Patagonia, empezaron a ser bilingües. Pero las mujeres siguieron hablando tehuelche, incluso algunas familias pasaron del tehuelche al castellano, sin pasar por el mapuche. Hubo un sincretismo religioso y lo tehuelche se mapuchizó. Pero el Mapuche como pueblo estaba del otro lado de la Cordillera (del lado chileno).

Casamiquela insiste: «Por ello, si digo que acá no había ningún Mapuche en 1865 y que recién llegaron en 1890, digo lo que es la historia, no lo invento. Sólo que otros no lo dicen o lo dicen distinto. Entonces soy el malo.» Si se definen como Mapuches son chilenos y si son chilenos no tienen derecho sobre la tierra de la Argentina. Esta es la clave. Entonces, como yo explico que son chilenos, soy el enemigo. Cualquier chileno sabe que los Mapuches son chilenos. Los líderes también lo saben. Pero la juventud no. El 99 por ciento de los que se definen como mapuches son de origen Tehuelche. Pero se han dado muchas confusiones por la lengua o el apellido. Así se va perdiendo la identidad. La necesidad de sentirse Mapuches se debe a que la palabra mapuche es muy atractiva. Quiere decir gente de la tierra.

En cuanto a quienes fueron los originarios, el antropólogo pregunta con respecto a qué. A la llegada de los españoles es una cosa. A la constitución del Estado argentino es otra. Porque en 1816 (año de la independencia) no habían mapuches en Argentina. Los primeros se radican en el centro de La Pampa en 1820 y en 1890, al sur del Limay Negro, los primeros pobladores de origen chileno fueron los mapuches y los chilotes. Hay que distinguir muy sutilmente todo este asunto. Los araucanos (hoy llamados mapuches) no son originarios del actual territorio argentino. La gran invasión araucana comenzó en 1833 y fue encabezada por el lonco chileno Juan Calfucurá que fue el «Napoleón de las Pampas» hasta su muerte en 1873. Lonco, es el nombre que los mapuches dan al cacique.

El cruce de la cordillera estaba custodiado por Santiago Reuquecurá, hermano de Juan Calfucurá: cada uno disponía de miles de lanceros a caballo. Los malones indios incendiaban casas y campos, degollando a todos los varones, robando mujeres por las que pedían rescate y llevando arreos de hasta 50.000 vacunos que luego vendían en Chile. Con gran fuerza militar, los araucanos batieron y absorbieron a tehuelches, en general pacíficos, cuya lengua ha desaparecido. En los textos de Bartolomé Mitre y de Estanislao Zeballos o en las cartas y documentos de Juan Manuel de Rozas, que son de la época, no existe la palabra mapuche, se habla sólo de pampas, puelches, ranqueles, etc. La palabra mapuche se adoptó en 1950. Los llamados mapuches son descendientes de chilenos y tienen los mismos derechos que los argentinos de origen piamontés, siciliano, español, alemán o sirio.

Los mapuches ingresaron en oleadas sucesivas a lo que hoy es territorio argentino. Los ranqueles, los pehuenches, los tehuelches, son indios cuyo origen está en esta región de la Patagonia. Los mapuches ingresan cuando se apropiaron del caballo, que los españoles incorporan a América y lo usaron como instrumento bélico, el caballo les permitió pasar de ser recolectores o pequeños agricultores en corredores o en cazadores. Cuando ingresan al territorio argentino someten a las tribus. En el siglo XIX estallan los conflictos, primero con los sucesivos gobiernos hasta la Constitución de 1853, el conflicto entonces ya es con los gobiernos de la República Argentina, antes los conflictos fueron con el gobernador de Buenos Aires, Juan Manuel de Rozas, y con otras provincias como Córdoba, San Luis o Mendoza, las correrías indígenas se realizaban sobre las estancias y pueblos de estas provincias.

El ingreso de los mapuches a través de la cordillera se produjo a partir del siglo XVII, de forma masiva en el siglo XVIII, y en el siglo XIX ingresa Juan Calfucurá conformando una confederación indígena que tiene por objeto el arreo de ganado, un poco para manutención propia y una enorme porción, para su venta en Chile. Y no era solamente el ganado, eran también las mujeres que algunas eran vendidas en Chile, y otras retenidas como rehenes. Si algún estanciero o un pulpero, al que le habían robado la mujer, la madre o a la hija, y tenía algún contacto con las tolderías cercanas, previo pago del rescate le devolvían la mujer. Del regreso de su Campaña del Desierto, Rozas trajo quinientas mujeres cautivas, las mujeres que eran robadas, solteras o casadas eran adjudicadas por el Cacique a los indios, para convivir con ellos. Cuando el Ejército rescataba a esas mujeres algunas tenían vergüenza, y no querían volver con hijos concebidos con el Indio.

La vida de una mujer culta al lado de un indio bruto y sucio, era un infierno, muchas veces les lastimaban los pies para que no pudieran escapar. Además sufrían la hostilidad de las indias que las hacían hacer los trabajos más penosos. El escritor Jorge Luis Borges escribió al respecto. La acción militar posibilitó la rápida incorporación de más de 20 mil leguas de las tierras usurpadas por los indios chilenos, de las más aptas para la producción agrícola-ganadera y aseguró las fronteras exteriores al incorporar la Patagonia al país. La presidencia de Roca fue exitosa, fue uno de los mejores gobiernos de la Argentina, fomentó la inmigración, inversiones extranjeras, aumento de las exportaciones, desarrollo de las vías férreas, etc. En muchos pueblos de la Provincia de Buenos Aires ante la llegada de un malón, salía el cura a tratar de negociar para que no se produzca el ataque.

Un poco de historia

Juan Calfucurá o Callvucurá, dice una versión que nació al oeste de la cordillera de los Andes, en Llaima, otra versión sitúa su nacimiento entre Pitrufquén y el lago Colico (en el actual territorio chileno). Falleció en Salinas Grandes, Argentina, el 4 de junio de 1873, fue un cacique de origen moluche. Era hijo del cacique Huentecurá (piedra de arriba), nacido hacia 1730, uno de los jefes que había ayudado al general José de San Martín en el cruce de Los Andes. Sus hermanos fueron Antonio Namuncurá, padre del cacique Manuel Lefiñancú, y el poderoso Santiago Reuquecurá que vivió entre 1800 y 1887, líder de numerosas tribus pehuenches, podía poner en pie de guerra más de 2.500 hombres. Hacia 1830 Calfucurá cruzó los Andes y se radicó en la llanura pampeana, llamado por los indios borogas que incumplieron los acuerdos con la Provincia de Buenos Aires, recibían reclamos y amenazas por parte del gobernador Juan Manuel de Rozas.

Los caciques, Rondeao y Melín, y Cañuquir, Cañuillan y otros, pidieron la protección de Calfucurá. Pero cuando éste cruzó los Andes, aquéllos habían parlamentado y acordado la paz con Rozas e impidieron que Calfucurá pasara a malonear sobre la provincia de Buenos Aires, lo que provocó la ira de Calfucurá al verse traicionado. Calfucurá dirigió la venganza contra Rondeao y Melín y, efectuó la masacre de Masallé sobre los borogas, matando a ambos caciques. Después de matar a los caciques borogas, notificó a los demás caciques de la región que por la voluntad del dios Guenechen él se había erigido en Jefe Supremo del gobierno de las Salinas Grandes (o cacique general de las Pampas). Esta matanza que logró a traición, le facilitó ganar el mando.

Estos hechos muestran que, entre los pueblos habitantes de la Pampa y la Patagonia, no había paz ni unidad ya que se quebraba por el menor incidente, lo que suscitaba guerras permanentes, esto fue una constante en todo el territorio del continente americano. Rozas aprovechó para señalar a Calfucurá como enemigo de los borogas y del gobierno, alentándolos a unirse contra él. Los borogas reaccionaron auxiliados por tropas blancas de la Fortaleza Protectora Argentina y sus auxiliares indígenas encabezados por Venancio Coñoepán, obligando a Calfucurá a huir por el camino de Chalileo. Calfucurá formó a partir de 1835 una confederación con base en Chillué o Chilihué (Nueva Chile, según Estanislao Zeballos) en las Salinas Grandes.

Calfucurá dominó un extenso territorio con la mayor parte de la provincia de Buenos Aires, San Luis y el sur de Mendoza y las actuales de Neuquén, Rio Negro, La Pampa, recibiendo el apodo de Emperador de las Pampas. ​ Por su control de las Salinas Grandes del Sur, tenía en su poder tanto un punto estratégico de las «rastrilladas» -que eran las rutas comerciales mapuches en las pampas- como el dominio de la sal, sustancia fundamental en esa época para la conservación de la carne. La buena relación de Rozas con Calfucurá, recién se dio después de 1841, cuando el feroz cacique se convenció de la imposibilidad de imponerse sobre los huincas (así llamaban a los blancos). Hasta ese momento, Calfucurá había sido el más acérrimo enemigo de Rozas, como lo fueron los caciques ranqueles Yanquetruz y Painé y otros caciques de origen pehuenche y huilliche.

La Campaña del Desierto de Rozas, no fue una acción indiscriminada, no se hace sobre los tehuelches, los tehuelches son hombres de trabajo, agricultores, y luego van a ser trabajadores de las estancias en el sur argentino. En tal caso sufrirán su condición de pobres, pero no su condición de indígenas. Además no se arrogaban una nacionalidad. El cacique (Ignacio) Coliqueo cuando realizaba su reunión de caciques lo hacía bajo la bandera argentina, mientras que por otro lado el principal asesor de Calfucurá era un chileno.

Rozas le otorgó a Calfucurá el rango de coronel del ejército de la Confederación Argentina estableciendo una alianza, alianza como ya la tenía con muchos borogas, pampas, tehuelches y huilliches, pacto por el que debían recibir anualmente 1.500 yeguas, 500 vacas, bebidas, ropas, yerba, azúcar y tabaco. Estas mercancías eran también para los caciques aliados, en especial para sus pares arribados de Chile, que cubrían sus espaldas de un posible ataque de rivales.

Calfucurá asistió con guerreros a Rozas en la Batalla de Caseros, el 3 de febrero de 1852, que culminó con la caída de Rozas y el ascenso de Justo José de Urquiza. Al día siguiente de la derrota Calfucurá atacó Bahía Blanca, con 5.000 indios y robó alrededor de 65.000 cabezas de ganado. Acabado Rozas, se acabaron los pactos y el jefe mapuche retornó a la barbarie y a los malones. Calfucurá en búsqueda de congraciarse con Urquiza le envió a su hijo Manuel Namuncurá, que se convirtió al catolicismo. También arrasó la ciudad de Azul en 1855, matando a 300 personas, llevándose 150 cautivas y 60.000 cabezas de ganado. El ejército de Calfucurá en 1856 era estimado en 6.000 guerreros: 1.500 ranqueles, 2.000 pampas, 1.000 chilenos (seguidores de él mismo y los caciques Cañumil, Quentriel y demás), 800 araucanos (traídos desde Chile) y 700 pehuenches. Esto muestra el control del cacique sobre un amplio territorio.

En 1872 entró en 25 de Mayo y se llevó a todos los indígenas que se habían rendido al gobierno, por lo que el presidente Domingo Faustino Sarmiento ordenó atacarlo. Calfucurá declaró formalmente la guerra a Sarmiento y saqueó las ciudades de25 de Mayo, Alvear y 9 de Julio, pero en marzo del mismo año fue derrotado en la batalla de San Carlos por el general Rivas y los guerreros del cacique Catriel. Calfucurá murió el 3 de junio de 1873, y le sucedió su hijo Manuel Namuncurá, no sin antes sortear peleas internas con familiares por la sucesión. Su nieto, Ceferino Namuncurá, hijo de Manuel y la chilena Rosario Burgos, fue acogido por los Salesianos, estudió en Buenos Aires en el colegio de la orden, tuvo por compañero de estudio y cantaba en el coro con el futuro cantante de tangos, Carlos Gardel. Ceferino, murió en Roma en 1905, cuando estudiaba para sacerdote católico salesiano, fue recibido por el Papa Pío X, quien le obsequió una medalla destinada a los príncipes, fue elevado a los altares como beato el 11 de noviembre de 2007.

A finales del siglo XIX, los indígenas estaban totalmente aniquilados o asimilados, ya no existían caciques poderosos para negociar. Muchos de ellos sufrieron una transformación, indios provenientes de Carhué y de Fortín Tostado terminaron siendo los temidos cosacos del escuadrón de policía, tropas disponibles para sablear a los anarquistas, a los manifestantes obreros o huelguistas en las calles de Buenos Aires. Como dijo Sebreli: «El trágico destino de los indios americanos no fue pues una excepcionalidad, ni debe interpretarse como una lucha racial; sufrieron la misma suerte que todas las clases sociales supervivientes de un sistema caduco violentamente destruido por el nuevo orden capitalista. La crueldad con que se cumplió esa etapa inevitable del desarrollo del mundo moderno no autoriza a presentarla como la caída desde la sencillez y pureza de un anterior idilio pastoral que nunca existió.»

Quienes empiezan a realizar la defensa del indigenismo en América como una comunidad aislada dentro de una nación, fue el partido comunista boliviano en la década del 50, no quiero decir que toda las izquierdas sostenían esta postura, en las décadas del 40 y 50, creían en las naciones políticas ya constituidas. El indigenismo tuvo entre sus defensores a poetas, novelistas, sociólogos y filósofos, como por ejemplo el escritor argentino Ricardo Rojas, Bernardo Canal Feijóo, el historiador Riva Agüero en Perú, los bolivianos Franz Tamayo, Guillermo Francovich Pachamama, Manuel González Prada, Antenor Orrego. También de manera especial José Vasconcelos. Surgieron organizaciones proindigenistas como el Comité de Derecho Indígena Tahuantinsuyo, el Grupo Resurgimiento y la revista Amauta de José Carlos Mariátegui.

Luego de la Segunda Guerra Mundial con el surgimiento de movimientos populistas y tercermundistas aparecieron una cantidad de escritores indigenistas como el boliviano Fernando Díaz de Medina, José María Arguedas en Perú, el argentino Rodolfo Kusch, el marxista-leninista Carlos Astrada. Igualmente los gobiernos o regímenes populistas a partir de los 30 del siglo pasado, usaron al indio como figura para construir una supuesta identidad nacional, básicamente para oponerse al europeísmo y al occidentalismo. Tales como los regímenes de Lázaro Cárdenas y Echeverría en México, el aprismo en Perú, Omár Torrijos en Panamá, en Bolivia con el Movimiento Nacional Revolucionario que fundó una universidad india, Túpac Katari, o durante la dictadura del general Velasco Alvarado en Perú, que entre otras cosas oficializó la lengua quechua y recurrió a la simbología indígena como propaganda política como el Plan Inca, Plan de Gobierno Túpac Amaru.

Incluido el pacifista Belaunde Terry que recurría a la demagogia para alabar los logros incaicos. En Bolivia se realizó el Primer Congreso Nacional Indígena en 1945, convocado por el presidente Gualberto Villarroel, lo que provocó levantamientos en Ayopaya, La Paz, Potosí y Cochabamba, sangrientamente reprimidos. La figura de Fausto Reinaga es muy importante, inspirado en parte en el movimiento del black power de Estados Unidos, proclamó la revolución india, la lucha entre indios y blancos, la toma de conciencia de la indianidad para lograr el poder indio. En 1970 lanzó el Partido Indio de Bolivia firmando el manifiesto en Tiwanako. Fue de gran influencia en movimientos extremistas como el Movimiento Indio Túpac Katari o el Movimiento Indio Peruano, que proponía un segundo Tawantinsuyo, una especie de «socialismo de inspiración incaica». Otro ideólogo fue el peruano Guillermo carnero Hoke, el congreso de Ollantaytambo de 1980, en Perú, que proclamaron el indianismo como base de toda su acción política.

Muchos movimientos sectarios protestantes, llegados de Estados Unidos, como los pentecostales que representaban casi un 80% de los protestantes en América Latina sentaron base en tribus de Argentina, Chile y Brasil. Antaño los indigenistas usaron la figura de fray Bartolomé de Las Casas como aliado frente a la colonización española, lo mismo se puede decir del padre Gustavo Gutiérrez, de la Teología de la Liberación, que lo exaltó como el precursor del cristianismo de izquierdas. Es curiosa la figura del fraile, digamos que no era ni un revolucionario ni un heterodoxo, y sus ideas estaban lejos de lo que hoy se conoce como indigenismo. Lo que buscaba era occidentalizar a los indios y no siempre de manera pacífica. Siempre gozó de prestigio y no fue perseguido por la Inquisición, y el cristianismo era la única religión válida para todos, incluidos los indios.

Consideraba que los indios se encontraban, en un estadio como antes lo habían estado los europeos, se podría decir que tenía una visión evolucionista y no relativista, no reconocía a los indios como diferentes y ni pretendía aislarlos del resto, sino que dejaran de serlo pero por intervención de la educación cristiana. A fray Bartolomé, nunca le importaron los esclavos negros, solo los indios (por esto sería acusado por movimientos y líderes afroamericanos en el siglo pasado) y la UNESCO en 1985 se negó a celebrar los quinientos años de su nacimiento. Y esto tiene una explicación en su propia personalidad moldeada por una relación amorosa u homosexual que mantuvo en su adolescencia con un indio. Su padre le había regalado un joven esclavo indio y fue separado de él abruptamente, nunca dejó de buscarlo obsesivamente en América.

Los informes de Bartolomé de Las Casas eran de segunda mano y exageraba ex profeso, mentía cuando se trataba de cifras y presentaba a los indígenas como pacíficos basado en el conocimiento de pocas tribus, basta decir, que muchos de sus acompañantes fueron víctimas de indios. El resurgimiento de la ideología indigenista o de los pueblos originarios a fínales del siglo pasado, tiene que ver con el cambio de la política mundial. Con la caída del Muro de Berlín y la implosión de la Unión Soviética, los adherentes a estas ideologías se baten en retirada e ingresan a distintos tipos de ONGs. El sujeto de la Historia ya no es la clase obrera, sino otros sujetos, supuestas víctimas del imperialismo. Entre ellos, estas minorías indígenas.

La Leyenda Negra, cumplió un rol muy importante en desacreditar al imperio español, pero eso es cosa pasada. Los grupos de izquierdas y los progres, no saben que es la Leyenda Negra, tampoco leen, y si lo hacen no sobrepasan los caracteres que tienen limitados en Twitter, buscar perfiles en Facebook o leer sus propias consignas ideológicas. Lo que hacen es repetir los tópicos de moda. Es posible que en el campo económico no exista diferencia entre las izquierdas y la derecha, pero en lo demás hay una enorme diferencia. Las izquierdas definidas o indefinidas comparten trincheras con los grupos secesionistas, se oponen a la pena de muerte, simpatizan con la llamada causa Palestina, son antisemitas y odian a Israel, exaltan a los colectivos lgtb, celebran el día del orgullo gay, el matrimonio igualitario, justifican por complicidad al Estado Islámico, como lo hace sin tapujos la demente Hebe de Bonafini, de Madres de Plaza de Mayo.

Denigran a las fuerzas armadas y abrazan las ideologías indigenistas, el pacifismo, detestan los símbolos patrios, son los que claman por la abolición de los Estados, los que hacen causa común con el islamismo, el animalismo y el ecologismo. Defienden la inmigración sin discriminar. Muchas veces por idealismo se llega a creer que en las izquierdas latinoamericanas o en el eje bolivariano se podía o puede encontrar algo de racionalidad, un total disparate. Un marxista-leninista como Facundo Jones Huala puede convivir perfectamente con un anarquista como Santiago Maldonado. ¿Puño derecho o puño izquierdo en alto? Qué más da, si son de la misma trinchera. Los grupos políticos de derecha y los llamados centristas, no comparten estas ideologías, salvo ínfimas cantidades que no significan nada.

Hoy por hoy, los mapuches no existen étnicamente puros, están mezclados con blancos y criollos. En realidad en el continente americano, con las salvedades de Canadá y Estados Unidos, y este último que prácticamente eliminó a los indígenas o los confinaron a las reservas, el resto del continente es mestizo. Caso único en el mundo, la historia de la América Latina así lo certifica. Eso no sucedió en Asia, África ni Oceanía. La colonización española fue diferente a las demás debidos a su particular cultura y a la característica piadosa de la religión cristiana católica que vino con la conquista española, tuvo una mirada distinta por sus principios éticos y morales. Desde Doña Mariana o la Malinche, la amante de Hernán Cortés, se trazó el camino para la fusión de culturas.

En mi país, tenemos el caso del llamado Padre de la Patria, el general Don José de San Martín, hijo adoptivo del capitán español Don Juan de San Martín, fue en realidad fruto de la unión entre el noble militar español Don Diego de Alvear y Ponce y Leon, fundador de una familia patricia argentina, y una india guaraní, que trabajaba de sirvienta llamada Rosa Guarú. El color de la piel no es exclusivo para el mestizaje, muchas familias argentinas llamadas patricias asi lo confirman como los Mallea, los Jufré, los Aguirre, de quienes desciende la famosa Victoria Ocampo ligado al mundo literario internacional, los Suárez de quienes desciende el escritor Jorge Luis Borges, lo mismo el caso de Garcilaso de la Vega, Rubén Darío, Carlos Mariátegui, Nicolás Guillén, César Vallejo, etcétera.

En este sentido se puede decir con matices, que la civilización del Río de la Plata no se hizo totalmente desde España, fue una empresa asuncena (por Asunción del Paraguay). Ya que este fuerte fundado por españoles a orillas del río Paraguay hace 480 años, con el nombre de la Muy Noble y Leal Ciudad de Nuestra Señora Santa María de la Asunción. Se convertiría con el tiempo, en la base de donde partieron las expediciones que establecieron más de setenta localidades en las actuales Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay, por eso llamada en justicia madre de ciudades, pero esta tarea no hubiese sido posible sin el consentimiento y protagonismo de los carios, la tribu guaraní que habitaba en ese territorio. Las nativas o mestizas fruto de esa convivencia sirvieron para repoblar la ciudad de Santa María de los Buenos Aires, fundada en 1536, pero masacrados por los pacíficos y caníbales nativos.

Las mujeres destinadas a este repoblamiento fueron en su totalidad provenientes de Asunción, desde donde partió la que sería la segunda y definitiva fundación de Buenos Aires, en 1580. El 15 de agosto de 1537 el explorador español Juan de Salazar y Espinoza fundó Asunción, que se convertiría en la capital de lo que se conoce como la provincia Gigante de las Indias y que iba del Amazonas hasta la Patagonia. Un lugar estratégico, ya que se presentaba como «un punto equidistante entre los territorios a defender, para frenar la penetración portuguesa, y aquellos a explorar». Los carios compartían con los españoles la monogamia. Este pacto significaba también para los carios la posibilidad de contar con una tecnología de guerra que ninguna otra población indígena podía superar.

Pero los españoles y carios se convirtieron en mucho más que aliados, según el investigador Rubiani, «Cuando llegó el originario grupo instalado en Buenos Aires con las primeras mujeres europeas, tras cuatro años de fundada Asunción, alrededor de 2.000 mesticitos ya correteaban por el caserío asunceno». «Los españoles, más que conquistar, fueron ‘indianizados’ por los guaraníes». Entre las ciudades fundadas se destacan Santa Cruz de la Sierra (1561), que con 1,4 millones de habitantes es hoy una de las dos urbes más pobladas de Bolivia, así como también Córdoba (1573), Santa Fe (1573) y Corrientes (1588), que son actualmente las capitales de tres provincias argentinas y tienen 1,4 millones, 650.000 y 350.000 habitantes, respectivamente.

Resistencia Ancestral Mapuche

Es un grupo guerrillero separatista que tiene su base de operaciones en Argentina y Chile. Su intención es crear un Estado mapuche en el territorio de ambos países. Pretenden ignorar que los mapuches eran originarios de Chile y que los habitantes del oriente de la cordillera de Los Andes eran los Tehuelches, de rasgos más fuertes, de mayor estatura que los conquistadores españoles, que los llamaban Patacones por las enormes huellas de sus pies que dejaban en la nieve y el barro con botas de piel de oveja. Existe una hipótesis nada descabellada que este movimiento insurgente en la actualidad sea financiado por grupos de poder de Inglaterra, con intereses en los inmensos depósitos de petróleo de Vaca Muerta, recientemente descubiertos. Además de las pretensiones británicas de siempre.

Facundo Jones Huala es blanco con una cuota de sangre india que tiene la mayoría de los criollos que habitan en la Patagonia, sus apellidos uno galés y otro araucano, son muy frecuentes. Facundo está detenido en la ciudad de Esquel (Chubut) y cuya extradición reclama Chile. Fernando, antes de tener estos objetivos que persigue su hermano, sus intereses fueron otros muy distintos: fue flogger, la tribu urbana que hace diez años se originó en Argentina. Antes tenía por costumbre participar de las juntadas flogger en el shopping Abasto (Buenos Aires) y estaba muy activo en las redes sociales. Su look de ese momento iba en concordancia con los de la tribu urbana: ropa de color flúo, pelo planchado con el flequillo hacia el costado y zapatillas de lona. Para ese entonces se daban «guerra» de tribus urbanas, aunque Jones Huala, según dicen, no participó de las peleas con otros grupos de jóvenes.

Los floggers estuvieron relacionados con la red social Fotolog, un sitio web donde se subían fotos y el resto de usuarios podían comentar en ellas. La llamada «cultura» flogger se originó en Argentina entre los años 2007 y 2010 y luego se expandió al resto de Latinoamérica. Fernando asumió el liderazgo de la organización mapuche desde que su hermano Facundo fue detenido el 27 de junio en un control policial en Esquel, a raíz de un pedido de captura internacional emitido por Interpol Chile. Es por esta razón que se encargó de organizar la protesta del 1º de agosto, en la que desapareció Santiago Maldonado de 28 años, tras un desalojo realizado por parte de Gendarmería. El día anterior al operativo de la Gendarmería, Fernando había sido detenido junto a otros dos compañeros de la RAM. En su posesión encontraron un «manual de Guerra», cuchillos y un papel escrito a mano en el que se encontraban indicaciones para llevar a cabo un «golpe de prensa».

Los hermanos Jones Huala
Los hermanos Jones Huala, Fernando a la izquierda y Facundo a la derecha

Facundo Jones Huala, en una entrevista dijo: «Hay cosas que no puedo ocultar, como mi política y doctrina ideológica. Apoyamos el uso de la violencia política como un arma de autodefensa. Planeamos la liberación mapuche como la reconstrucción de nuestro mundo. Somos el brazo armado del movimiento mapuche: usamos molotovs, cuchillos, palos. Más que eso, no podemos permitirnos». En la entrevista utilizó frases hechas y contradictorias que no se entendía su significado. Uno de los primeros ataques que realizaron luego de su detención fue en la Ruta Nacional 40, abordando un camión, llenaron el camión con aceite y lo hicieron explotar con un cóctel molotov. En la ciudad de Bariloche, quemaron dos edificios dejando pancartas exigiendo la libertad de su líder.

Atacaron la estancia de los Benetton, el vigilante de la estancia Evaristo Jones (otra vez el apellido Jones) informó que ellos lo atacaron y lo torturaron, robaron sus armas y quemaron su cobertizo, alegando que no era una acción contra él, sino contra los dueños de la estancia. La guerrilla cometió ataques similares contra otros empleados y sus familias, quemando bosques y causando daño a la agricultura, los vandalismos sobre los vehículos agrícolas y el servicio eléctrico, y los vehículos que se encontraban en las carreteras cercanas.​ El policía José Aigo fue asesinado cuando intentó revisar un camión que se dirigía a Aluminé. Las organizaciones chilenas marxistas leninistas Frente Patriótico Manuel Rodríguez y el Ejército Guerrillero de los Pobres, ambas forman parte de la RAM.

El 1 de agosto de 2017 personas de la comunidad de Lof Cushamen protestaron por Facundo Jones Huala, bloqueando una carretera cerca de El Maitén, y fueron dispersados por la Gendarmería Nacional Argentina. Santiago Maldonado, un activista anarquista, llamados por todos los medios de prensa, «artesano», que apoyaba la manifestación mapuche, fue posteriormente reportado desaparecido. Con la desaparición de Maldonado el RAM se hizo conocido a nivel nacional e internacional. Los mapuches lonkos Camilo Nahuelquir y Raducindo Calfupan rechazaron las acciones de la RAM y señalaron que sus acciones no son respaldadas por las poblaciones Mapuche.

El líder mapuche Facundo Jones Huala en una entrevista con el periodista argentino Jorge Lanata, abordó los reclamos de esa comunidad aborigen, los hechos de violencia y sabotaje que protagonizaron y la situación de Santiago Maldonado, el artesano que desapareció el 1 de agosto. Huala desconoció la autoridad del Estado argentino sobre los mapuches, reiteró que quieren tomar el control de territorios que actualmente tienen legalmente empresas a las que llaman «trasnacionales» y exigió el reconocimiento de una «nación mapuche».

Jones Huala: Nosotros somos pobres, a nosotros no nos financia nadie. Somos pobres obreros, albañiles, nosotros sí vivimos el hambre, no tenemos esos relojes.

Jorge Lanata: Tengo este reloj porque trabajé para tenerlo.

JH: Ese es el principio del capitalismo y de la mentalidad burguesa. ¿Usted considera que los patrones trabajan?

Lanata: Algunos trabajan y algunos no. Pero no vine a discutir marxismo con vos. ¿Qué derechos tenés para pedir una tierra en la provincia?

JH: Nosotros siempre estuvimos acá. Miles de años llevamos acá, como el pueblo tehuelche. A nosotros nos cambiaron el apellido, porque no soy hijo de ingleses.

Lanata: ¿Cómo sabés que tus títulos son válidos?

JH: Tenemos los documentos de la truchada (falsedad) que hicieron los ingleses en 1928. Roca les dio tierras a los ingleses y a los mapuches, pero los ingleses nos sacaron las tierras con un dibujo de los planos.

La propiedad privada

Lanata: ¿Estás en contra de la propiedad privada?

JH: Sí.

Lanata: Pero está garantizada por la Constitución.

JH: La propiedad comunitaria no está reglamentada. Nosotros tenemos un reclamo constitucional.

Lanata: ¿Cómo podés estar en la Argentina y estar en contra de la propiedad privada?

JH: La propiedad privada está en contra de nosotros. Nosotros existimos antes que el Estado, lo dice la Constitución.

Lanata: Por un lado estás en contra de la propiedad privada y por otro defendés la propiedad más que nadie, porque estás defendiendo la propiedad de 4.000 años. Sos más conservador que los conservadores.

JH: Sí, claro. Soy conservador, sí. Soy mapuche. No soy ni argentino ni chileno, una cosa es la nación y otra el Estado.

Lanata: ¿Vos tenés documento? ¿De qué país es?

JH: Sí, claro. Es del Estado argentino. Pero la nacionalidad es muy diferente al Estado. Hay un Estado Plurinacional en Bolivia.

Lanata: Pero esto no es Bolivia. Hablás de cosas separadas. Allí hay un Estado Plurinacional porque se hizo una Asamblea Constituyente y la gente lo decidió así.

JH: ¿Y por qué acá no se puede?

Lanata: Impulsalo… ¿Pensás que tendrías muchos votos en una elección?

JH: No lo sé. Nosotros no vamos a elecciones burguesas. ¿A los gobernantes alguna vez les interesamos?

Lanata: ¿Te interesan las elecciones?

JH: Si las elecciones cambiaran algo, estarían prohibidas. Es un eslogan. La gente tiene derecho a votar, si les gusta…

Lanata: ¿Estás de acuerdo con la democracia?

JH: Esta es una sociedad burguesa, una sociedad de patrones. Desde que nací estoy obligado a vivir en esta sociedad. La sociedad de mis abuelos era distinta y no éramos pobres. Ahora aparece el Estado porque hay una resistencia, pero no queremos que nos sigan matando.

Lanata: Pero por un lado querés que el Estado esté y por otro lado no…

JH: Yo quiero que se respeten nuestros derechos.

Los atentados y Maldonado

Lanata: Acá hubo setenta y siete atentados en los últimos años…

JH: ¿Hay muertos? ¿De qué lado hay muertos? Sólo de nuestro lado. Yo sé lo que pasó con Santiago Maldonado: Gendarmería se lo llevó. Lo que están haciendo es terrorismo de Estado. Yo crecí torturado.

Lanata: No seas tan frívolo. Terrorismo de Estado era la ESMA, cuando torturaban y mataban. Me hablás como si estuvieras en una asamblea y yo tuviera 14 años.

JH: Usted que me habla como si yo fuera su empleado y yo no soy su empleado. No se equivoque… Sus empleados son como nosotros: indios y pobres. La gente como usted suele tener eso.

Lanata: Lo que pienso es que tus ideas son bien reaccionarias, bien aristocráticas. Estás defendiendo algo que tuvieron tus abuelos hace 200 años.

Lanata: Con lo que decís vos estás de acuerdo con el ISIS, que hizo el atentado en Barcelona. ¿Sabés qué dijo? Queremos volver a tomar Andalucía, que estuvo en manos de los árabes durante 8 siglos. Eso es lo que dijo el ISIS. Estás de acuerdo con eso.

JH: Esas son luchas entre imperialistas. Están financiados por los gringos y Arabia Saudita.

Lanata: ¿Cuál es tu ideal? ¿Qué querrías que pasara?

JH: Tenemos una propuesta política de siete puntos. Recuperación del territorio de tierras productivas y sagradas para trabajar. Mejoramiento de calidad de vida y autonomía mediante el trabajo propio. Ejercicio de nuestros derechos políticos y territoriales: nosotros somos espirituales. Vivienda, salud y educación. Acabar con el latifundio y la explotación. Resistencia a la empresas trasnacionales y expulsarlas y ahí viene el sabotaje. Reconstrucción del mundo mapuche: nosotros somos mapuches por linaje.

Además dijo: «Nosotros existimos antes que el Estado»

En una entrevista realizada a Gustavo Bueno en Oviedo por La Nueva España, el 12 de mayo de 2004, sobre esta cuestión fue muy claro y respondió lo siguiente:

—La crítica a la apropiación es de tradición marxista.

—Marx ve la guerra como resultado de la lucha de clases. Una continuación de la lucha de clases. Yo planteé la vuelta del revés del marxismo hace ya mucho tiempo. Hay que ver la lucha de clases dialécticamente, a través de los estados. La propiedad privada viene del Estado. Eso se dice mucho antes de Engels. Y es lo contrario a Engels. Cuando hay Estado empieza el reparto de la propiedad territorial y el inicio de la propiedad privada. Antes, es la apropiación del territorio. Pero ¿con qué derecho? Con el derecho de la fuerza. No es derecho natural, no vale eso de ser el primer ocupante. ¿Por qué tiene más derecho el primer ocupante que el segundo?

«El comunismo está negado ya por el Estado, porque para el Estado la tierra es de éste o de aquél, pero no de cualquiera. Si hay lucha de clases es a través del Estado, que asegura la propiedad privada de los ciudadanos.»

Además ¿Quién es el primer ocupante? Algo que erróneamente por ignorancia o por ideología comparte el Papa Francisco (peronista de izquierda), por citar a una figura de trascendencia internacional. Existe un clima cultural en América latina, por la defensa de los derechos de los pueblos originarios ¿Cómo pueblos originarios? ¿Quiénes son los pueblos originarios? Si no hay pueblos originarios americanos. Existen distintas teorías antropológicas acerca del poblamiento americano. Lo cierto es que no hay un hombre originario americano.

The Mapuche Nation, el pueblo originario con sede en Bristol, Inglaterra

El centro de operaciones de la «lucha por la autodeterminación» de los mapuches de Chile y Argentina está ubicado desde 1978 en el #6 de Lodge Street, en la ciudad portuaria inglesa de Bristol. Desde allí abogan por la causa. «El día 11 de mayo de 1996, un grupo de mapuches y europeos comprometidos con el destino de los pueblos y naciones indígenas de las Américas, y en particular con el pueblo mapuche de Chile y Argentina, lanzaron la Mapuche International Link (MIL) en Bristol, United Kingdom», explican las autoridades de esta organización; a saber, Edward James (Relaciones Públicas), Colette Linehan (administradora), Madeline Stanley (coordinadora de Voluntarios), Fiona Waters (a cargo del equipo de Derechos Humanos), entre otros.

Reynaldo Mariqueo, el único mapuche, hace las veces de secretario general secundado por Dame-Nina Saleh Ahmed, vice secretaria general. Es llamativo que Inglaterra acoja a esta suerte de embajada mapuche. Es significativo que un país que siempre buscó deslegitimar la conquista española, respalde esta causa. No digo que lo haga el gobierno inglés de manera oficial pero si apoyada desde alguna estructura política del gobierno. El ciudadano chileno Reynaldo Mariqueo, que se arroga la condición de mapuche, huyó de Chile durante la dictadura militar de Pinochet, llegó a la Argentina, donde estudió y luego huye de Argentina, en 1976, con el advenimiento de la junta militar al poder, y se establece en Inglaterra. Desde allí recorre Europa con el apoyo de las izquierdas y la progresía mundial.

El objetivo que persiguen es «en última instancia, conquistar el derecho a la autodeterminación», mientras en el sur del continente americano grupos de mapuches, como la llamada agrupación Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) o la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), le declaran la “guerra a Argentina y Chile”, y protagonizan actos de sabotaje, incendios y amenazas. La MIL lo explica en ingles que: «the Mapuche Nation está situada en lo que se conoce como el Cono Sur de Sudamérica, en el área actualmente ocupada (sic) por los Estados argentino y chileno». «Su identidad como nación autónoma, unida a la conciencia de ser parte de una cultura, una herencia histórica y una espiritual diferentes ha creado un movimiento sociopolítico inspirado en esas aspiraciones comunes», dice The Mapuche Nation. Reynaldo Mariqueo es el werken (en mapuche), es decir, vocero o representante.

El territorio ancestral mapuche según la organización con sede en Bristol abarca la «Pampa and Patagonia of Argentina…». Así lo explican: «La Nación Mapuche está ubicada en el sur de los territorios que hoy ocupan los Estados de Chile y Argentina –afirma la MIL–. Hace un poco más de 130 años su territorio ancestral, y el de otros pueblos originarios aliados, se extendía desde el sur del río Bío-Bío (Chile) hasta el extremo austral del continente, y en Argentina desde los ríos Colorado y Salado hasta el estrecho de Magallanes», agregan. Y eso no es todo. Para los miembros británicos de la nación mapuche, el territorio ancestral abarca también las islas Malvinas y la Antártida…

En el mismo documento, fijan el año 1860 como el de la «Gran Asamblea Constituyente» en la cual «los más notables representantes del pueblo mapuche» fundaron «un gobierno monárquico constitucional». Y agregando que, «tras la ocupación del territorio del estado mapuche (sic), la Casa Real de dicho gobierno se estableció en el exilio en Francia, desde donde viene operando de manera ininterrumpida desde entonces». Curiosamente, a la vez que hacen reivindicación de sus derechos ancestrales y de su condición «originaria», los mapuches reconocen una dinastía francesa fundada por la ocurrencia de Orélie Antoine de Tounens (1825-1878), un abogado francés y masón que desembarcó en Chile en 1858 y se autoproclamó Rey de la Araucanía y de la Patagonia.

El mapa mapuche
El mapa de la nación mapuche

 

La monarquía mapuche en el exilio: el rey, Jean-Michel Parasiliti di Para o Príncipe Antoine IV, y Su Excelencia Reynaldo Mariqueo, Conde de Lul-lul Mawidha, a cargo de Asuntos Exteriores. «Tanto el gobierno monárquico como el pueblo mapuche en su conjunto jamás han renunciado ni a sus derechos soberanos ni a la restitución de su territorio ancestral», afirman. La «monarquía mapuche», entonces, además de ser francesa es hereditaria, de modo que sobre los territorios de Araucanía y Patagonia han «reinado» sucesivamente siete soberanos: Gustave-Achille Laviarde o Aquiles I; Antoine-Hippolyte Cros o Antonio II; Laura-Therese Cros-Bernard o Laura Teresa I; etcétera, hasta llegar al actual, Jean-Michel Parasiliti di Para o Príncipe Antoine IV, desde el 9 de enero de 2014. La corte de Antonio IV se completa con un «presidente del Consejo del Reino, Su Excelencia Daniel Werba, Duque de Santa Cruz» y con un «miembro del Consejo de Estado y encargado de los Asuntos Exteriores, Su Excelencia Reynaldo Mariqueo, Conde de Lul-lul Mawidha y Caballero de la Orden Real de la Corona de Acero».

Aunque denuncia «invasión», «genocidio», «represión», «espionaje» y otra larga lista de supuestos atropellos por parte de los Estados de Chile y Argentina, la «Nación Mapuche» se pone bajo la protección de un país extranjero y reconocen la dinastía inaugurada por un aventurero. De hecho, sus territorios ancestrales fueron puestos bajo protección de Francia ya en 1860, lo que claramente implicaba establecer una cabecera de playa de una potencia extranjera en la retaguardia de las jóvenes naciones sudamericanas. Además de estos documentos fundacionales, de las listas dinásticas y de la historia mapuche, en The Mapuche Nation pueden encontrarse noticias, denuncias y campañas (como una contra el Tratado de Libre Comercio entre Chile y la Unión Europea). Y otras actividades que manifiestan contra el gobierno de Chile (…).

 

Bigliografía

En catoblepas, revista crítica del presente. Nódulo Materialista. Número 180, pág. 13. Año 2017